Estrategias del PNUD El Salvador para los ODM

-Foto: Mauricio Martínez/ PNUD

En el plan de acción del Programa País 2012-2014,  el Gobierno y el PNUD se comprometieron a trabajar en las áreas de equidad, inclusión social y reducción de la pobreza; desarrollo económico inclusivo, empleo digno y capacitación para el empleo; gobernabilidad democrática, reforma y modernización del Estado; seguridad ciudadana y acceso a la justicia; cambio climático, medio ambiente y gestión de riesgos e igualdad y equidad de género.

En ese marco, el PNUD brindó asesoría en la construcción de políticas públicas para enrumbar al país hacia un modelo de desarrollo centrado en la gente que permitiera alcanzar los ODM y avanzar hacia el desarrollo humano alto. El Informe sobre Desarrollo Humano 2013 (IDHES) hizo una propuesta de cómo debían construirse las políticas públicas y cuáles eran las más urgentes para impulsar el bienestar equitativo de la población.

PNUD El Salvador apoyó el fortalecimiento de las capacidades nacionales para formular y evaluar políticas públicas relacionadas con la pobreza, la desigualdad, la exclusión y la cohesión social, además  as capacidades nacionales para el logro de los ODM.

Durante los últimos años, la oficina ha apoyado al país en la formulación y aplicación de una metodología multidimensional de la medición de la pobreza que facilite la formulación, seguimiento y evaluación de políticas sociales y ha apoyado el fortalecimiento de las capacidades nacionales de respuesta al VIH/SIDA, enfatizando la prevención.

Para impulsar la reducción del subempleo y desempleo, el PNUD apoya programas que fortalecen a las  micro, pequeñas y medianas empresas, como el Programa de Desarrollo de Proveedores. Asimismo, trabaja en el diseño e implementación de metodologías de generación de ingresos (empleabilidad, emprendedurismo y encadenamientos productivos) para las poblaciones más vulnerables, con enfoque de género y desarrollo sostenible.

La participación política de la ciudadanía, en especial de los jóvenes y las mujeres, así como el fortalecimiento de la democracia y la modernización del Estado también son prioritarios en el trabajo del PNUD. En el último año, el PNUD ha asumido, junto a otras agencias del Sistema de Naciones Unidas y otros organismos internacionales y miembros de la cooperación internacional, la Secretaría Técnica de los consejos creados para el diálogo en torno a los principales desafíos del país.

Además de apoyar la reforma al proceso electoral, culminado en programas como el voto al exterior y el voto residencial, se ha enfatizado el fortalecimiento de los espacios de diálogo y la participación de la ciudadanía en la construcción de políticas públicas.

Asimismo, el PNUD está apoyando la estrategia de Cooperación Descentralizada liderada por el Ministerio de Relaciones Exteriores, que permitirá focalizar proyectos de desarrollo directamente en los territorios y municipios, promoviendo la equidad y el bienestar desde el nivel local.

En materia de desarrollo sostenible, el PNUD ha apoyado la incorporación de medidas de mitigación y adaptación al cambio climático en la agenda de desarrollo del país y ha brindado asistencia técnica y acompañamiento en el desarrollo de capacidades a los sectores público y privado, para la adopción de políticas y medidas que promuevan la eficiencia energética y el uso de tecnologías limpias. También se ha trabajado en la adopción de medidas de manejo y reducción de contaminantes y se han fortalecido las capacidades nacionales y locales en materia de gestión de riesgos y gestión de recursos hídricos.

Como parte del trabajo a favor de la equidad de género y la autonomía de la mujer, la oficina de PNUD El Salvador se ha enfocado en el fortalecimiento de la participación política de las mujeres, trabajando muy de cerca con el Grupo Parlamentario de Mujeres y organizaciones de la sociedad civil.  Asimismo, se ha trabajado en el empoderamiento económico de las mujeres,  a través del fortalecimiento de sus capacidades y la promoción de su empleabilidad o emprendedurismo.

El trabajo en pro de la reducción de la violencia contra la mujer también ha sido priorizado en la agenda de trabajo del PNUD El Salvador.