El PNUD en Acción

Contribuimos a la búsqueda de un desarrollo humano alto

Mujeres de diferentes generacionesFotografía Mauricio Martínez/ PNUD

Desde la firma de los acuerdos de paz en 1992, el país ha logrado adelantos importantes en la mayoría de indicadores económicos y sociales que le han permitido aumentar el valor del Índice de Desarrollo Humano, ubicándolo en 2013 en la posición 107 de 187 países en el mundo.

Entre los principales avances de los últimos 20 años destacan el aumento en el ingreso per cápita real disponible, el alza de dos años en la escolaridad promedio y la reducción a la mitad de las tasas de deserción y de repitencia en educación básica. También se redujeron las brechas educativas existentes en materia de género y por área geográfica.

A pesar de estos incuestionables avances, los desafíos pendientes en materia de desarrollo humano continúan siendo considerables.

La tasa de crecimiento económico ha sido baja durante los últimos 15 años, promediando apenas 2% en ese periodo. El trabajo decente es un privilegio del que goza menos de una cuarta parte de la población económicamente activa (PEA). De cada 100 personas que forman parte de la PEA, 7 están desempleadas y 44 están subempleadas.

El déficit de servicios públicos continúa siendo considerable. El país presenta graves desequilibrios macroeconómicos, principalmente fiscales y comerciales. El dogmatismo y la polarización ideológica continúan siendo los patrones dominantes en la política salvadoreña.

A esto se suma que la situación de violencia e inseguridad es una de las principales preocupaciones de la población salvadoreña, lo que ha agudizado la ausencia de cohesión social y signos de identidad unificadores.

En la coyuntura actual, el PNUD busca generar propuestas de política pública que faciliten que el país transite hacia el desarrollo humano alto.

Adicionalmente, busca facilitar la creación de espacios de diálogo, que favorezcan la concurrencia de grandes acuerdos políticos entre los diferentes actores de la sociedad.

Para ello es preciso contar con la producción de indicadores y análisis que nos permitan la mayor comprensión de los desafíos del país y de sus posibles soluciones. En esa línea, la producción del Informes sobre desarrollo humano y los cuadernos de desarrollo humano son insumos de  gran valor.

Resultados

Alt text for imageFotografía Mauricio Martínez/PNUD

El trabajo del PNUD, con especial aporte del Informe sobre Desarrollo Humano (IDHES), ha contribuido a alimentar y enriquecer el debate sobre políticas públicas a favor de una mayor equidad e inclusión.

De manera particular el IDHES 2013, el séptimo Informe de este tipo producido para el país por el PNUD, a partir de un diagnóstico muy ambicioso de la sociedad salvadoreña, invita a volver la vista a los ámbitos decisivos en el desarrollo de las capacidades de las personas: el hogar, la escuela y el empleo.  Es en estos espacios donde las personas podrían desarrollar todas sus potencialidades e imprimirle un nuevo rumbo a sus vidas y al país.

Concretamente, el Informe propone una nueva conceptualización de la política pública desde la perspectiva del desarrollo humano que centra en tres ejes de intervención: las políticas de transformación cultural, las políticas sociales productivas, y las políticas económicas inclusivas.  

Perspectivas

Señora sentada vendiendo productosFotografía Mauricio Martínez /PNUD

El IDHES 2013 abre la discusión a una nueva política pública centrada en el desarrollo de las personas y mira a tener una incidencia tal que las propuestas se traduzcan en políticas públicas reales. En tal sentido, será necesario difundir y socializar los hallazgos y propuestas resultantes de los diferentes productos y proyectos llevados a cabo desde PNUD.

La estrategia de incidencia implicará mayores acercamientos de los diferentes proyectos del PNUD hacia los actores sociales, a través de la realización de foros de discusión con universidades, espacios de diálogo con actores políticos y establecimiento de mesas de debates, entre otros.  

PNUD En el mundo

Estás en PNUD El Salvador 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe