Promoviendo el desarrollo humano a través de la infraestructura

Hombre en moto sobre la nueva carreteraLa pavimentación de la carretera de Tamanique (La Libertad) ha facilitado el transporte, comercio, acceso a salud y educación de los habitantes de caseríos como San Antonio, de esa jurisdicción. Fotografía Mauricio Martínez/PNUD

No sólo existe un consenso generalizado sobre la relación directa entre inversión en infraestructura y crecimiento económico, sino que además es un hecho que la infraestructura contribuye al logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y acerca a las personas a un nivel más alto de bienestar y de desarrollo humano.

La inversión en infraestructura tiene un efecto multiplicador y multidimensional de impactos en la mejora de acceso a los servicios básicos, la dinamización de economías, la reducción de tiempos de viaje para el comercio, la promoción del turismo o la creación o modernización de polos de desarrollo, así como en la protección de vidas, la facilitación en la atención a emergencias y la generación de trabajo decente.

En la situación actual, resulta imperante centrar los esfuerzos de inversión en áreas que tengan efectos multiplicadores y fuertes encadenamientos productivos para incrementar los niveles de crecimiento económico y por ende mejorar el nivel de desarrollo humano del país. También es importante proteger la infraestructura ante posibles desastres naturales e incorporar aspectos de adaptación al cambio climático.

En América Latina en general y en El Salvador en particular existe una brecha en aumento entre las demandas y la provisión de infraestructura, por lo que ha resultado clave el acompañamiento del PNUD en el fortalecimiento de capacidades de las instituciones que tienen esta responsabilidad en el sector público. 

En América Latina el esfuerzo de inversión en infraestructura recae mayoritariamente sobre el Estado en una proporción de dos tercios.  Por eso, el acompañamiento no sólo radica en los objetivos obvios de incrementar los niveles de ejecución de la inversión pública y los beneficios directos que esto conlleva para la población, sino también en el impacto directo en el diseño e implementación de políticas públicas congruentes, que pongan en el centro del desarrollo al ser humano e incorporen contribuciones específicas para el cumplimiento de los Objetivos del Milenio.

Resultados

Alt text for imageEl apoyo a la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA) en la modernización del Aeropuerto Internacional de El Salvador "Monseñor Oscar Arnulfo Romero" es uno de los resultados. Fotografía Mauricio Martínez/PNUD

Nuestros proyectos contribuyen con resultados de alto impacto, por su volumen de movilización de recursos y el staff nacional con alto poder de decisión que se involucra como contraparte nacional en la implementación de los mismos.

Con el apoyo coordinado y alianzas con otras agencias del sistema, se ha logrado incidir positivamente en diversos ámbitos:

Fortalecimiento de capacidades institucionales mediante procesos de formación de personal

  • Fortalecemos las capacidades del personal de nuestras contrapartes por medio de la participación de funcionarios nacionales en todo el ciclo de proyecto y con nuestro apoyo en algunos procesos de su quehacer diario (desde procesos de adquisición especializada hasta complejas administraciones de contratos de infraestructura).
  • Ponemos a disposición de nuestras contrapartes, las lecciones aprendidas a nivel global, regional y local. Trasladamos las mejores prácticas con un enfoque de “aprender haciendo”, a partir de la ejecución conjunta de procesos dentro de las instituciones.
  • Desarrollamos capacitaciones y diplomados que incorporan temas de gran relevancia como Gestión Social, Ambiental, Enfoque de Género y Criterios de Adaptación al Cambio Climático, entre otros.

Fortalecimiento de capacidades institucionales de planificación y priorización de proyectos

  • Apoyamos la generación de políticas públicas para fortalecer a las instituciones del sector que lideran la inversión en infraestructura. La Política Integral de Movilidad y Logística, la institucionalización del Enfoque de Género al interior de las contrapartes nacionales y la medición de impactos en el Desarrollo Humano por medio de la construcción de infraestructura son herramientas que están en diversos estadios de avance y que cuentan con nuestro soporte técnico.
  • Brindamos apoyo y asistencia técnica en el desarrollo de herramientas que contribuyan a priorizar los recursos de inversión, a través de:

    - Facilitación de espacios de diálogo y construcción de consensos
    Apoyo en la formulación y puesta en marcha de políticas, estrategias y planes nacionales.
    - Promoción en la construcción de sinergias con otras iniciativas y la cooperación complementaria y articulación de actores.
    - Gestión del Conocimiento para responder a las prioridades nacionales y fortalecer la ejecución nacional.
    - Acompañamiento en la búsqueda de alternativas de financiamiento a través de agencias de cooperación y asistencia técnica no reembolsable de donantes.
  • Incorporación del enfoque de blindaje climático a la infraestructura pública. Se han fortalecido las acciones para hacer más resistente (menos vulnerable) la infraestructura frente al cambio climático y amenazas asociadas a la variabilidad del clima y de origen geológico.  Hemos brindado asistencia técnica y capacitación, hemos promovido el intercambio con expertos en foros regionales e internacionales y la elaboración de notas conceptuales que han contribuido a la identificación y realización de obras aplicando este enfoque.

Fortalecimiento de capacidades institucionales y mejora de competitividad logística mediante el apoyo directo en la gestión y administración de modernización de activos e infraestructura pública.

  • El apoyo a la ejecución directa de infraestructura trae como beneficio principal para las instituciones nacionales un cambio de enfoque en el manejo de los ciclos de proyectos. Buscamos que los procesos que normalmente se perciben como acciones independientes realizadas de forma aislada por unidades especializadas se transformen en una cadena de suministros de servicios totalmente vinculados entre sí.
  • Con la gestión integral del ciclo de proyecto, desde la pre inversión hasta el manejo de conflictos post ejecución y la transparencia de todo el proceso, las instituciones rectoras van en camino de lograr mayor eficiencia en la ejecución de sus presupuestos, lo cual impacta directamente en la población receptora de las obras. En el proceso integral se logran:

    - Mayor transparencia
    - Procesos de licitación exitosos
    - Reducción de conflictos, arbitrajes o acciones legales
    - Reducción de plazos en la materialización de obras de beneficio para la población

Como resultado directo de esta gestión, se generan impactos en la promoción del desarrollo humano: protección a la vida, mejora y reducción de tiempos de acceso a servicios de salud, educación y atención a emergencias, dinamización de economías locales y mejora de competitividad en las zonas de intervención.

Perspectivas

Con la experiencia desarrollada en los últimos 4 años de la mano con las entidades rectoras de la inversión pública, las líneas de trabajo futuras se vislumbran con un mejor contexto y conocimiento de la efectividad de nuestras intervenciones.

Se espera contar con productos de conocimiento concretos en las áreas de movilidad y logística que sienten las bases de una política nacional que priorice las inversiones públicas centradas en el desarrollo de las personas y propicie las condiciones para la generación de empleo e impacto positivo en la competitividad del país.

También se trabaja en la integración del enfoque de género al interior de las instituciones, mediante la creación de unidades especializadas que den seguimiento no sólo a la normativa, sino a la internalización de estos conceptos en el quehacer diario de los funcionarios. Apoyaremos en la formación de los responsables de estas áreas dentro de las contrapartes asistidas.

Mediante la canalización apropiada de las lecciones aprendidas y dirigiendo procesos de formación en las áreas con mayores oportunidades de mejora, se continuará reforzando el apoyo a las contrapartes actuales y otras posibles nuevas contrapartes en el manejo de la inversión pública a través de una gestión integral del ciclo de inversión y el desarrollo humano, para maximizar la ejecución oportuna, transparente y eficiente de los fondos.

PNUD En el mundo

Estás en PNUD El Salvador 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tobago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe