El PNUD en Acción

Trabajamos para reducir la pobreza

Alt text for imageSaraí Guillén sueña con que prospere su negocio en Ahuachapán. Foto PNUD/Mauricio Martínez

La lucha contra la pobreza y la generación de oportunidades socioeconómicas equitativas para todas las personas representan dos de los mayores desafíos del país.

Pese a los esfuerzos y avances en algunas dimensiones del Desarrollo Humano como la educación y la salud, el país ha retrocedido a los niveles de pobreza de hace 10 años atrás, según la medición por ingresos. La Encuesta de Hogares y Propósitos Múltiples 2012 determinó que el 34.5% de las hogares vive en pobreza por ingresos (MINEC y DIGESTIC 2012).

En un contexto de crisis internacional y de bajo dinamismo de la economía local, seguimos comprometidos con impulsar apuestas económicas que mejoren las oportunidades de empleo de calidad para todas las personas, así como con políticas sociales que les permitan alcanzar el bienestar en todas las áreas de su vida.

Teniendo como horizonte el avance en el Desarrollo Humano y el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), consideramos que el camino hacia la erradicación de la pobreza está en impulsar un modelo de desarrollo centrado en la gente.

En ese sentido, la erradicación de la pobreza y la reducción significativa de las desigualdades y la exclusión nos motivan a respaldar políticas y proyectos que invierten en las capacidades de las personas en un marco de equidad y de sostenibilidad. Impulsamos el crecimiento económico equitativo y sostenible, la creación de empleos de calidad y trabajo digno, y la generación de oportunidades de inversión.

Resultados

hombre vendiendo minutasJosé Palacios gana $10 al día vendiendo minutas. La generación de empleo es fundamental para reducir la pobreza. Foto PNUD/Mauricio Martínez

Algunos de nuestros resultados más significativos del trabajo durante la última década han sido:

Aportes al diseño y ejecución de estrategias de reducción de pobreza

  • Contribución con la estrategia de reducción de  pobreza urbana, que se tomó como referencia para el diseño del programa Comunidades Solidarias Urbanas (CSU).
  • Incorporación de los enfoques de desarrollo humano, de derechos, de género y de gestión de riesgo en políticas, estrategias y planes de desarrollo del Gobierno.
  • Fortalecimiento de las capacidades institucionales y del recurso humano de las entidades que trabajan en los programas de reducción de pobreza.
  • Apoyo técnico en el diseño  y producción del “Mapa de Pobreza Urbana”, en colaboración con la Facultad de Ciencias Sociales (FLACSO) y el Ministerio de Economía.
  • Facilitación del diálogo nacional y el desarrollo e implementación de protocolos de respuesta a desastres, en colaboración con otras agencias del Sistema de Naciones Unidas y otras instituciones.

Gestión del conocimiento

A través del Informe sobre Desarrollo Humano para El Salvador (IDHES) y otros productos de conocimiento, abordamos las características y las dimensiones de la pobreza. Las recomendaciones, propuestas y desafíos plasmados en estos productos se vinculan con la ejecución de proyectos concretos.

Generación de oportunidades de inversión e inclusión

  • Promoción de cadenas productivas a nivel local y de micro y pequeñas empresas a través del Programa de Desarrollo de Proveedores (PDP)  y de la promoción de emprendedores en el área rural.
  • Desarrollo de la empresarialidad femenina.
  • Diseño e implementación de un modelo de emprendedurismo social con enfoque de género
  • Fomento del trabajo de calidad.
  • Creación y apoyo a mecanismos para que actores privados participen en la formulación de estrategias de crecimiento económico incluyendo la creación de políticas públicas.

Programa conjunto de Asentamientos Urbanos Sostenibles

Durante los últimos años se trabajó junto a ONUHABITAT y ONUDI en el Programa Conjunto del F-ODM “Vivienda y Asentamientos Urbanos Productivos y Sostenibles”, a  través del cual se diseñó e implementó un modelo de reducción de pobreza para transformar los asentamientos urbanos precarios en asentamientos urbanos sostenibles, a través de la inclusión social, económica, cultural y habitacional. Se trabajó en comunidades de Apopa y Santa Tecla.

En perspectiva

Hombre taladrandoEl apoyo a las micro, pequeñas y medianas empresas como Servimetal está entre nuestras prioridades. Foto PNUD/Mauricio Martínez

En los últimos años hemos sido socios con el Gobierno de El Salvador y el Gran Ducado de Luxemburgo en la creación de una nueva metodología para medir la pobreza. Actualmente, se mide solo por ingresos, lo que limita el conocimiento de todas sus dimensiones.  Eso reduce la efectividad en el diseño, la implementación y la evaluación de las políticas sociales diseñadas para su erradicación.

En el PNUD estamos trabajando para definir las dimensiones e indicadores de la nueva metodología de medición de la pobreza.
Asimismo, estamos desarrollando proyectos para que las personas más necesitadas encuentren oportunidades de generación de ingresos sostenibles.

El Programa de Desarrollo de Proveedores (PDP), a través del cual se generan cadenas productivas entre grandes empresas y sus proveedores, ha dado excelentes resultados, ayudando a la generación de 15 encadenamientos productivos que involucran a 120 empresas, en los últimos años. Por ello, trabajamos en replicar su metodología involucrando a las personas que viven en asentamientos urbanos precarios.

Trabajamos conjuntamente con el Ministerio de Educación para impulsar, en la currícula de educación media, el emprendedurismo y la empresarialidad asociativa, financiando y asesorando emprendimientos cooperativos de estudiantes de educación vocacional.

También estamos apoyando a las personas que viven en pobreza para que desarrollen proyectos laborales propios, ya sea encontrando un trabajo de calidad o creando sus propias empresas.

Seguimos contribuyendo con el diseño de políticas públicas a través de nuestros Informes sobre Desarrollo Humano (IDHES).  El IDHES 2013 busca dar nuevas luces sobre el modelo de desarrollo que necesita el país, centrado en la gente.

PNUD En el mundo

Estás en PNUD El Salvador 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe