El PNUD en Acción

Trabajando por la igualdad y equidad de género

mujeres en máquinas de coserPromovemos el empoderamiento económico de las mujeres. Foto PNUD/ Mauricio Martínez

El Salvador ha avanzado significativamente en materia de igualdad y equidad de género al incluir este enfoque en la agenda política nacional y establecer marcos normativos como el de igualdad y equidad (2011) y el de derecho a una vida libre de violencia contra las mujeres (2010). Asimismo, ha sido importante la aprobación de un conjunto de instrumentos de política pública, como la Política Nacional de las Mujeres (actualizada hasta el 2014) y el Plan Nacional de Igualdad y Equidad para las Mujeres Salvadoreñas (2012), y el establecimiento de mecanismos de articulación interinstitucionales tales como el Sistema Nacional para la Igualdad Sustantiva y la Comisión Técnica Especializada (CTE).

Otro avance relevante ha sido el diseño de modelos de atención pública para el apoyo integral a las mujeres. Destaca el exitoso Programa Ciudad Mujer, de la Secretaría de Inclusión Social, que se enfoca en cuatro servicios esenciales: atención integral a la violencia contra las mujeres, salud sexual y reproductiva, empoderamiento económico y promoción y difusión de la autonomía de las mujeres, a través del conocimiento y ejercicio de sus derechos.

El país también le está apostando al desarrollo de espacios especializados de promoción de la igualdad de género y erradicación de la violencia contra las mujeres en las instituciones públicas, tanto a escala local como nacional.

Grandes brechas

 Nuestro aporteFoto PNUD/ Mauricio Martínez

Sin embargo, aún persisten importantes brechas entre hombres y mujeres en áreas como el acceso a empleo y la calidad de este, la seguridad social, la educación, la participación política y la violencia.

Si queremos reducir la pobreza en el país, es necesario prestar atención a la equidad e igualdad de género, ya que más de la mitad de personas que viven en condición de pobreza son mujeres.

En el año 2012las mujeres eran el 52,8% de la población salvadoreña, pero solo representan el 40,6%de la Población Económicamente Activa (PEA).  Sus oportunidades de desarrollo se ven reducidas, porque el salario promedio que reciben es 82,27 USD, inferior al de los hombres (EHPM2012).

La mayoría de las personas que trabajan en el sector informal son mujeres, que en esa situación no cuentan con seguridad social y perciben sus ingresos promedio son menores a los que percibirían en un empleo de calidad.  Además, muchas realizan trabajo doméstico no remunerado.

En cuanto al acceso a activos, las mujeres son propietarias solo del 18% de las tierras agrícolas, frente a un 82% de los hombres, y solo un 39% de los créditos hipotecarios está a favor de mujeres.

En materia de educación, aunque han desaparecido las brechas de género en educación básica y bachillerato, la tasa de analfabetismo de las mujeres es del 20%, contra 15% de los hombres.  Además, en el área urbana, solo el 34% de las mujeres tienen estudios secundarios y el 9% estudios universitarios; en el área rural, las tasas son apenas del 19% y 0.9% respectivamente (DIGESTYC, AÑO).

En términos de violencia de género, los retos siguen siendo grandes, así como en salud reproductiva y en vulnerabilidad frente a los desastres naturales.

La tasa de homicidios de mujeres es de 10 por cada 100 mil habitantes y 9 de cada 10 víctimas de violencia sexual son mujeres. Además, el 38% de las personas desaparecidas son mujeres y de estas más del 57% son menores de edad. La tasa de embarazos en adolescentes es superior al promedio de América Latina.

Nuestro aporte

La oficina de PNUD El Salvador está a por iniciar un proceso de revisión y diseño de su estrategia de género  2014–2017, que busca establecer las prioridades para este nuevo período.

El PNUD se propone contribuir a la igualdad y equidad de género en el país, mediante tres estrategias específicas:

  1. Transversalización del enfoque de género
  2. Fortalecemos las capacidades del gobierno para que evalúe y atienda las implicaciones tanto para las mujeres como los hombres de cualquier legislación, política y programa, en cualquier área y en todos los niveles.
  3. El objetivo es que las políticas y programas sociales, económicos y políticos beneficien de igual forma a las mujeres y a los hombres, para que no se perpetúe la desigualdad.

PNUD En el mundo

Estás en PNUD El Salvador 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe