Metodologías de encadenamientos productivos han impulsado a más de 160 emprendimientos en El Salvador

17-dic-2015

Brightcove service is not available

Micro, pequeñas y medianas empresas participaron en la feria de conocimiento “Encadenamientos productivos: emprendimientos para el Desarrollo”, con el objetivo de mostrar los avances que han logrado en sus negocios a partir de la implementación de las metodologías “Iniciando con su negocio” y “Creciendo con su negocio”, del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Durante el evento también se certificó en la implementación de estas metodologías a 66 personas técnicas que ejecutan funciones de desarrollo empresarial en instituciones del gobierno central, gobierno locales, ONG y sector privado, entre otros. 

En los últimos dos años, el PNUD ha atendido a 163 micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) de diferentes sectores como alimentos y bebidas, textiles y calzado, metal mecánica, tecnología y turismo  y ha desarrollado capacidades en más de 100 personas técnicas. Cerca del 45% de los emprendimientos atendidos son liderados por mujeres y un porcentaje igual está conformado por jóvenes.

Estos resultados se han alcanzado en el marco del programa “Consolidación de la Estrategia de Atención a la Pobreza en El Salvador”, financiado por el Gran Ducado de Luxemburgo,  y del proyecto “Fortalecimiento y Acompañamiento de Iniciativas Productivas del Programa Seamos Productivos”, financiado por la Unión Europea.

Pese a que las Mipymes representan el 99% de las empresas en el país y generan alrededor del 66% de empleos, según datos de la Comisión Nacional de la Micro y Pequeña Empresa (CONAMYPE),  enfrentan numerosas dificultades para crecer y mantenerse en el mercado, tales como la falta de acceso al crédito, deficiencias en su administración e informalidad, entre otras.

“Como PNUD reconocemos la enorme importancia de los emprendimientos para el desarrollo de El Salvador. Por ello, trabajamos en la creación y puesta en marcha de modelos empresariales sustentables y prósperos, que motiven a las personas a dar lo mejor de sí para sacar adelante sus ideas y sus proyectos y obtener más bienestar para su familia”, detalló Stefano Pettinato, Representante Residente a.i. de PNUD en El Salvador.

Las metodologías de encadenamientos productivos guían a los emprendimientos y Mypimes en un proceso para consolidarse y permanecer en el mercado. La metodología “Iniciando con su negocio” apoya a pequeños negocios para que mejoren sus condiciones financieras, administrativas y productivas con el fin de llevarlos a un nivel en el que se conviertan en participantes permanentes del mercado o puedan establecer relaciones de proveeduría de largo plazo, asegurando su sostenibilidad y rentabilidad.

Por su parte, “Creciendo con su negocio”, el modelo adaptado desde la Metodología de Desarrollo de Proveedores de PNUD, asesora a grupos, microempresas y emprendimientos situados en la base de la pirámide empresarial y los promueve como posibles proveedores de bienes y servicios para empresas potencialmente compradoras, cumpliendo requisitos exigidos en su relación con las cadenas de suministros, tales como entregas a tiempo, calidad en el suministro, competitividad en precios, disminución de productos no conformes, entre otros.

Los principales atributos de las metodologías de encadenamientos productivos del PNUD son que parten de la realización de un diagnóstico territorial del mercado (oferta y demanda) y que promueven la inserción del negocio al mercado desde las primeras fases de intervención, buscando la incorporación de las empresas en cadenas de proveeduría. Asimismo incorporan como enfoques transversales: el desarrollo humano, la equidad de género y la resiliencia.

Para garantizar la sostenibilidad y escalabilidad de las intervenciones, el PNUD ha trabajado en la transferencia de las metodologías a instituciones a cargo de atender al sector Mipymes. Dos resultados clave han sido el desarrollo de capacidades en el personal técnico de desarrollo empresarial de CONAMYPE y de los 14 Centros de Desarrollo de Micro y Pequeñas Empresas (CDMYPES), y la creación de la gerencia de desarrollo de proveedores en CONAMYPE.