Pequeñas y medianas empresas comparten sus experiencias y retos de crecimiento con Representante del PNUD

01-feb-2016

Fotografía PNUD El Salvador

El Representante Residente del PNUD, Christian Salazar Volkmann, visitó pequeñas y medianas empresas del departamento de La Libertad para conocer el impacto de la aplicación de las metodologías de encadenamientos productivos del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Con el apoyo financiero de socios como el Gran Ducado de Luxemburgo, el Banco Interamericano de Desarrollo, USAID y la Unión Europea, el PNUD ha trabajado desde 2009 en el desarrollo e implementación de las metodologías Iniciando con su Negocio, Creciendo con su Negocio y Programa de Desarrollo de Proveedores. Con ellas, en los últimos seis años, se ha atendido a 440 Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (MIPYMES). 

El Representante del PNUD visitó el Grupo Multitalleres, una empresa liderada por mujeres y dedicada al servicio de mecánica automotriz. Después de participar en el Programa de Desarrollo de Proveedores (PDP), la compañía incrementó sus ventas en casi un 10%, mejoró sus procesos operativos, su gestión financiera  y las condiciones laborales para sus empleados.

El PDP integra a pequeños productores agrícolas y a MIPYMES de diferentes sectores de actividad económica en cadenas de valor, mejorando su productividad y eficiencia para insertarse en el mercado en mejores condiciones, de manera que puedan crecer en ventas y utilidades. Así, se potencia el empleo decente, la mejora en los ingresos de las personas y de las comunidades.

Gabriela Cruz de Cocherari, Gerente de Recursos Humanos en Multitalleres, explicó que la compañía ingresó al PDP motivada por la empresa Industrias la Constancia, de la cual es proveedora. “Nunca habíamos recibido un apoyo como este y además de mejorar la relación proveedor-cliente, nos permitió crecer como empresa”, señaló.

Entre los principales cambios que implementó la compañía durante el programa estuvo el de abrir un nuevo nicho de mercado y pasar a incluir en su cartera de negocios la especialidad de atención de vehículos pesados. “Anteriormente estábamos más enfocados en los vehículos livianos”, agregó de Cocherari.

Asimismo, la empresa invirtió en el desarrollo de capacidades de su personal y en la creación de manuales de funciones y puestos. También mejoraron los procesos de compras y control de costos.

La propietaria de la microempresa Helados Artesanales La Moreliana, Victoria Benítez, también compartió su experiencia con el Representante del PNUD, en el marco de la metodología “Creciendo con su Negocio”.

Benítez destacó como la empresa nació como una iniciativa familiar y poco a poco fue mejorando sus procesos de producción y su gestión financiera. Asimismo, planteó los retos que enfrenta para el crecimiento de su marca a nivel local, entre ellos la labor de ventas y el manejo del mercado.

Las metodologías de encadenamientos productivos del PNUD parten de la realización de un diagnóstico territorial del mercado y promueven la inserción del negocio a este, desde las primeras fases de intervención, buscando la incorporación de empresas a cadenas de proveeduría. Sus enfoques transversales son el desarrollo humano, la equidad de género y resiliencia.

Para garantizar la sostenibilidad y escalabilidad de las intervenciones, las metodologías han sido transferidas a las instituciones a cargo de atender al sector MIPYMES a nivel nacional. Resultados clave en este sentido han sido la creación de la gerencia de desarrollo  de proveedores en la Comisión Nacional de la Micro y Pequeña Empresa (CONAMYPE);  el desarrollo de capacidades del personal técnico de esta, así como del personal de los 14 Centros de Desarrollo de Micro y Pequeñas Empresas (CDMYPES) a nivel nacional; y la existencia de un equipo de gestión para el PDP en la Dirección de Fomento Productivo y Territorial del Ministerio de Economía..