MOP y PNUD realizan inspección final de nueva obra de protección

28-abr-2016

Fotografía de PNUD El Salvador

Alrededor de 450 familias de la comunidad Nuevo Israel, en el municipio de San Salvador, serán beneficiadas con una obra de protección que se encuentra en fase final y que busca darles mayor tranquilidad durante la época lluviosa, evitando deslizamientos e inundaciones.

La obra se realizó con una inversión $271,136.26  en el marco del proyecto “Dinamización de Economías Locales mediante el Desarrollo y Reconstrucción de la Infraestructura Pública”, ejecutado  por el Ministerio de Obras Públicas (MOP) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), con la asistencia técnica de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para proyectos (UNOPS).

El proyecto se ejecuta desde 2010, con un monto aproximado de 48 millones de dólares, con un enfoque de transparencia, eficiencia y eficacia en la gestión de las obras públicas. A la fecha se han implementado 16 obras de mitigación de riesgos y 8 caminos rurales, que incorporan elementos de adaptación al cambio climático y manejo de riesgos, criterios de equidad de género, desarrollo económico y enfoque territorial.

Estudios preliminares de impacto, elaborados por PNUD, mostraron que la infraestructura vial que incorpora estos elementos contribuye a la resiliencia de las comunidades, pues mejora de forma sostenible su acceso a servicios básicos, salud y educación; contribuye a la conectividad de zonas productivas; a la reducción de tiempos de viaje; a la mejora de la presencia de autoridades de seguridad y a la diversificación de modelos productivos con vocación turística, entre otros.

Asimismo, con el proyecto se ha contribuido a la mitigación de riesgos en comunidades donde tradicionalmente se producían pérdidas humanas y daños severos a causa de eventos climáticos.

“Uno de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible incluye la construcción de infraestructura resiliente. Por eso, como PNUD, apoyamos este tipo de proyectos con conocimiento técnico, supervisión, trabajo en conjunto con e MOP, para hacer estas obras que protegen a la población más vulnerable”, expresó Christian Salazar, Representante Residente del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), durante la inspección final a la obra.

En el evento acompañó al Ministro de Obras Públicas, Gerson Martínez; al Secretario para Asuntos de Vulnerabilidad y Director General de Protección Civil, Jorge Meléndez, al subdirector de la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA), Shinji Sato y al representante de la comunidad Nueva Israel, Mauricio Zelaya. También estuvieron presentes miembros de la comunidad.

Los trabajos de la obra consistieron en la demolición de muros de piedra que obstaculizaban el cauce de la quebrada La Lechuza; la canalización de las aguas que se descargan directamente en la quebrada evitando el desgaste de los suelos y deslizamientos de tierra,  la readecuación del pasaje peatonal y el levantamiento de muros a cada lado de la quebrada para que en la época lluviosa el río mantenga su cauce. Así, se protegieron las viviendas de las comunidades Nueva Israel, del sector Quiroa I y II.