El Salvador mantiene sus compromisos con el Acuerdo de París mejorando el financiamiento climático

UNDP_SV_Gobernabilidad_Turismo_2013

 

El cambio climático está relacionado a eventos naturales que generan desastres como deslaves, inundaciones y sequías que son ya una realidad en El Salvador, por lo que crear resiliencia ante estas situaciones es de primordial importancia para esta nación Centroamericana.

Demostrando su compromiso ante esta situación, el Gobierno de El Salvador reunió a expertos y actores claves el pasado mes de diciembre de 2016, para identificar maneras de aumentar la inversión en el cambio climático y los flujos de financiamiento en los sectores gubernamentales claves.

El evento, apoyado por el Programa de Preparación del Fondo Verde para el Clima, que cuenta con el acompañamiento del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) coincide con la etapa final del análisis dirigido por el gobierno sobre el gasto público actual en la adaptación y mitigación del cambio climático, conocido como Análisis Institucional del Gasto Público del Clima.

Las recientes evaluaciones de la inversión y el flujo de financiamiento identifican brechas en la implementación de los objetivos climáticos nacionales, una base  primaria necesaria para aplicar a los fondos suplementarios para el clima, los cuales son financiados por el Fondo Verde para el Clima para mejorar la mitigación de los efectos del cambio climático y la resiliencia en el país.

Se reconoció que era necesario incrementar el entendimiento entre los actores claves, los tomadores de decisiones nacionales y los representantes de las instituciones y ministerios, sobre su propio rol y el rol de sus instituciones para combatir el cambio climático, así como informarse sobre  las necesidades de financiamiento.

La consulta de las partes reunió a miembros del Comité Nacional de Financiamiento del Clima, integrado por miembros del Ministerio de Hacienda, Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, así como la Secretaría Técnica de Planificación de la Presidencia.

Los participantes examinaron las Contribuciones nacionalmente determinadas por El Salvador, las cuales fueron desarrolladas sobre la base de los compromisos contraídos en la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas para el Cambio Climático celebrada en Paris en diciembre de 2015, y discutieron la necesidad de una visión clara tanto de las necesidades de financiamiento como los caminos para su implementación. Estos compromisos representan una política sobre el clima y las acciones para reducir las emisiones y adaptarse al cambio climático en muchos sectores  a partir de una fecha determinada.

Las Contribuciones nacionales determinadas por El Salvador, comprenden 30 compromisos vinculados al Plan nacional del cambio climático, que buscan la des-carbonización del suministro energético incrementando el uso de energía renovable, mejorando la eficiencia energética, el manejo de la tierra, la planeación urbana y el transporte.

La consulta a las partes interesadas fue seguida de una capacitación técnica de tres días para el equipo de expertos nacionales de sectores claves como: energía, agricultura, agua, infraestructura y salud. La capacitación examinó la metodología para evaluar los cambios necesarios y los aumentos de las inversiones climáticas, y preparó al equipo para llevar a cabo las evaluaciones financieras en los próximos meses.

El Salvador estableció así el camino para el logro de sus compromisos de la COP21 y el apoyo continúo del Programa de Preparación del Fondo Verde para el Clima, en este sentido asegurar el  financiamiento adicional para la implementación de estos compromisos juega un papel importante.