Consejo Directivo Informe sobre Desarrollo Humano conoce primera aproximación a Escala de Resiliencia Juvenil

23-ago-2017

Fotografía: Julio Díaz, PNUD

El Consejo Directivo del Informe sobre Desarrollo Humano El Salvador (IDHES) dialogó hoy en torno a los resultados preliminares de una medición de resiliencia de la juventud salvadoreña.

La resiliencia es entendida como el conjunto de capacidades que ayuda a lidiar, afrontar y sobreponer a las adversidades, sin comprometer los derechos y el desarrollo.

Para aproximarse a la medición de la misma y crear la Escala de Resiliencia Juvenil (ERJ), el Informe utiliza la escala Child and Youth Resilience Measure (CYRM-28), desarrollada en 2011 por los investigadores Michael Ungar y Linda Liebenberg.

Esta herramienta mide la resiliencia en la juventud con base a las capacidades individuales, incluyendo habilidades y apoyos que tienen y reciben los jóvenes; la relación con la familia, definida como personas a cargo de su cuidado; y factores contextuales, a nivel comunitario e institucional.

La medición está integrada por 28 preguntas que utilizan una escala Likert de 1 a 5, donde 1 hace referencia a “para nada” y a 5 a “bastante”.

“Es necesario advertir que se está tomando una herramienta con carácter exploratorio en un país con particularidades específicas. Es un primer intento de medición”, reaccionó Ricardo Córdova, miembro del Consejo Directivo, durante la presentación.

Los primeros hallazgos de la ERJ en El Salvador determinan que existen diferencias entre los niveles de resiliencia por sexo, área geográfica y rango de edad. Además, se identifica que la seguridad en espacios significativos (escuela, comunidad y hogar) y la participación contribuyen positivamente a que los jóvenes alcancen una escala de resiliencia más alta.

Los resultados obtenidos dan cuenta también de que ciertos niveles de victimización y de exposición a la violencia son nocivos para el desarrollo de resiliencia. La inseguridad es abordada en el informe como la principal adversidad que enfrentan los jóvenes en el contexto actual.

El IDHES se enfocará en la resiliencia juvenil y buscará dar a conocer los principales desafíos que enfrenta la juventud salvadoreña para ser gestora de su desarrollo. Además de la medición, incluirá experiencias exitosas de jóvenes y propuestas de intervenciones en políticas públicas.