Política de cambio climático busca fortalecer competitividad del Agro y reducir impacto de eventos extremos

07-sep-2017

Uno de los temas que aborda la política es el uso del recurso hídrico. Fotografía: Mauricio Martínez/PNUD

El Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y ONU Ambiente, presentó hoy la Política de Cambio Climático para el sector Agropecuario, Forestal, Pesquero y Acuícola.

Esta tiene como objetivo fortalecer su respuesta ante eventos climáticos extremos, como sequías y tormentas; disminuir las pérdidas y daños y potenciar la competitividad, especialmente en grupos vulnerables como las mujeres.

Entre 1998 y 2015, ocurrieron ocho eventos climáticos severos que dejaron pérdidas acumuladas por $500 millones en el sector agropecuario. Esto se tradujo en pérdidas en medios de vida, mayor inseguridad alimentaria y riesgos para la salud de las familias más pobres.

En el documento se establece una clara visión de cómo enfrentar estos desafíos y avanzar, a través de diferentes ejes de intervención: el manejo sostenible de recursos como agua y suelo; el fortalecimiento de los territorios para la adaptación y mitigación del cambio climático; la promoción de la investigación y el conocimiento y el fortalecimiento de las capacidades del Ministerio de Agricultura y Ganadería.

La Política se diseñó a través de un proceso de consultas territoriales en las que participaron más de 300 personas, entre ellas, productores y productoras, gobiernos locales y organizaciones de la sociedad civil, entre otros sectores.

Se ha elaborado en el marco del Proyecto Readiness, que cuenta con el apoyo del Fondo Verde del Clima, implementado por PNUD y ONU Ambiente, el Ministerio del Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) y el Viceministerio de Cooperación para el Desarrollo. El financiamiento del mismo proviene del Ministerio Federal Alemán para el Medio Ambiente, Conservación de la Naturaleza y Seguridad Nuclear (BMU).

Esta Política se alinea con el Plan Quinquenal de Desarrollo 2014-2019 “El Salvador Productivo, Educado y Seguro”. También está en línea con la Agenda Mundial de Desarrollo Sostenible y los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, específicamente con el Objetivo 13, Acción por el Clima.