El WIT 2018 contó con la asistencia de más de 150 mujeres emprendedoras, empresarias y estudiantes. Fotografía. PNUD/Ana Frances Barrientos.

Empoderar a las mujeres jóvenes en tecnología e innovación contribuye a su inserción laboral, enfatizó la Asesora en Género del PNUD El Salvador, Xenia Díaz, durante una ponencia titulada “Brechas de género y digitales en la inserción económica de las mujeres”.

La ponencia recogió los principales datos y propuestas del Informe sobre Desarrollo Humano El Salvador 2018 ¡SOY JOVEN! ¿Y ahora qué?, en torno a los obstáculos que enfrentan las mujeres jóvenes para insertarse en el mercado laboral, particularmente aquellas que no estudian y realizan tareas de cuido. El IDHES 2018 está centrado en la población joven, la cual es definida en ley general de juventud como las personas entre los 15 y 29 años.

“El Informe revela que las mujeres jóvenes enfrentan condiciones más adversas que sus pares hombres para insertarse en el mercado laboral y tienen menos probabilidades de encontrar un trabajo decente, por tanto, debemos promover iniciativas innovadoras que eliminen las inequidades de género en el ámbito económico”, enfatizó Díaz.

La conferencia se llevó a cabo en el marco del Women In Tech SV 2018 (WIT): “Liderazgo Tecnológico y Desarrollo Económico para la Mujer Salvadoreña”, un evento que reunió a más de 150 personas, entre ellas emprendedoras, empresarias de distintos rubros y estudiantes universitarias.

El WIT fue organizado por la Cámara Salvadoreña de Tecnologías de la Información y Comunicación (CASATIC) y la empresa salvadoreña de tecnología digital interactiva, Mounstruo Innovation, con el objetivo de fomentar la participación de las mujeres en ese sector y crear redes para promover la cultura de innovación, tecnología, emprendimiento y liderazgo femenino.

Según el IDHES, en 2017, las mujeres jóvenes hacían un mayor uso de tecnología que sus pares hombres. Un 32.2% usaba computadora o internet frente a 30.4% de los hombres; mientras que 22.5% usaba ambas, computadora e internet, frente a 18.8% de los hombres. Sin embargo, todavía hay un 45.4% de mujeres que no usaban Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC).

“El desafío es que las mujeres jóvenes la usen para potenciar su desarrollo profesional o laboral; aprender a usarla y diseñarla en función de sus propias necesidades e intereses”, apuntó Díaz.

La Asesora en Género del PNUD también señaló que la sobrecalificación y subcalificación son fenómenos que impactan a inserción laboral de las personas jóvenes en El Salvador. En promedio, 18.2% de la juventud se inserta con sobreeducación y 28.4% con subeducación, según el IDHES.

“En el sector secundario y terciario, alrededor de una tercera parte de las mujeres jóvenes se inserta con subeducación. Las TIC nos ofrecen una posibilidad para lograr esa cualificación, por ejemplo, con plataformas gratuitas de capacitación virtual”, apuntó.

Asimismo, enfatizó que las mujeres jóvenes tienen menos probabilidades de insertarse en un trabajo decente que los hombres jóvenes. Uno de los factores que más las afecta es la carga del Trabajo Doméstico No Remunerado (TDNR), que disminuye sus probabilidades de participación económica. Por ello, es necesario promover la corresponsabilidad de hombres y mujeres, Estado, comunidad y sector privado en los cuidados.

Según el Informe, las mujeres jóvenes dedican 25.5 horas a la semana a TDNR, en comparación con 7.2 horas que dedican los hombres jóvenes. Incluso, dentro del total de mujeres jóvenes, aquellas que no estudian y realizan tareas de cuidado en edad escolar promedian jornadas de TDNR semanal de 35.1 horas a la semana.

Algunas propuestas del IDHES para avanzar en cerrar estas brechas son promover iniciativas para una mayor inserción laboral de las mujeres y reformas al sistema de seguridad social que eliminen las inequidades de género; impulsar una cultura de corresponsabilidad social de las tareas de cuido; y prevenir el embarazo adolescente, para garantizar la permanencia de niñas, adolescentes y jóvenes en el sistema educativo.

Icon of SDG 05 Icon of SDG 08

PNUD En el mundo

Estás en PNUD El Salvador 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tobago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe