Christian Salazar Volkmann, Coordinador Residente de las Naciones Unidas y Representante del PNUD, brindo una ponencia sobre la importancia de llevar los ODS a los territorios. Fotografía cortesía del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Los gobiernos locales no son solo implementadores de la Agenda 2030, sino actores clave en el diseño de las políticas públicas y los más cercanos para vincular las metas globales con la realidad de las comunidades locales. Ese fue uno de los mensajes centrales que compartió el Coordinador del Sistema de las Naciones Unidas y Representante Residente del PNUD, Christian Salazar Volkmann, durante una ponencia enmarcada en el foro “La Territorialización de la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible en El Salvador”.

El foro fue organizado por el Ministerio de Relaciones Exteriores y la Alcaldía de San Miguel. El evento tuvo como objetivo abrir un espacio de diálogo entre el gobierno central, gobiernos locales y comunidad internacional, para identificar propuestas para que el país siga avanzando hacia el desarrollo sostenible.

En el espacio se destacó, particularmente, el rol de las municipalidades en llevar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) a los territorios. El Alcalde de San Miguel, Miguel Pereira, compartió la experiencia de esa comuna en alinear sus prioridades y planes con los ODS.

“Llevar al territorio la Agenda 2030 para el Gobierno de El Salvador implica retomar la participación de las municipalidades e involucrarlos en el proceso de implementación, a través de la articulación de espacios institucionalizados de socialización de los avances, creando criterios para la planificación con enfoque de progreso, generando capacidades para la territorialización de los ODS a escala local y nacional”, explicó el Ministro de Relaciones Exteriores, Carlos Castaneda.

El Representante del PNUD añadió que, por una parte, la Agenda 2030 ofrece un marco para diseñar la política de desarrollo local. Por otro, los gobiernos locales pueden contribuir a su implementación desde las comunidades, desde “abajo hacia arriba” en la construcción de las políticas de desarrollo.

Asimismo, destacó algunos retos que tiene el país en la territorialización de los ODS. En primer lugar, dar a conocer los objetivos.  “El reto es doble: dar a conocer la Agenda 2030 y empoderar a los líderes locales para que la impulsen mediante una mayor participación ciudadana”, dijo.

Un segundo reto es alinear los planes municipales con la Agenda 2030, así como visibilizar los aportes de los gobiernos locales en la implementación de la misma. Esto permitiría identificar las sinergias a potenciar en los territorios.

Otro desafío señalado fue el de implementación de los ODS en las comunidades. En ese sentido, el Representante del PNUD destacó el rol de los Concejos Municipales en la identificación de prioridades y necesidades socioeconómicas a nivel local, así como en la construcción de consensos.

“El Salvador ya cuenta con un instrumento que podría ayudar con la tarea de identificar las necesidades más importantes: la medición multidimensional de la pobreza”, agregó. Esta permite identificar las principales carencias de la población más allá de los ingresos, sin embargo, por ahora solo se mide a nivel departamental y es necesario llevarla hasta el nivel municipal.

También señaló que es importante lograr una mayor movilización de recursos, a  través de sinergias entre los sectores público y privado.

Finalmente, el Representante del PNUD destacó la necesidad de construir un sistema de monitoreo y evaluación que permita extraer lecciones desde lo local y medir los progresos de los ODS en los territorios. “También contribuiría a identificar las buenas prácticas que podrían ser la base para el diseño de nuevas políticas públicas a nivel nacional para acelerar el logro de los ODS”, concluyó.

Icon of SDG 16

PNUD En el mundo

Estás en PNUD El Salvador 
Ir a PNUD Global