Rodrigo Barraza, Coordinador del Informe sobre Desarrollo Humano del PNUD El Salvador. Fotografía: PNUD El Salvador/ Laura Molina.

La Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI) realizó la Semana de la Innovación 2019, un espacio de diálogo entre empresas, instituciones y personas emprendedoras para sobre sus experiencias con las nuevas tecnologías y la importancia de innovar dentro del sector industrial, para adaptarse a los cambios de la era digital y contribuir con el desarrollo sostenible.

El encuentro, que se llevó a cabo del 1 al 5 de julio, incluyó un Foro de Emprendimiento Industrial, que contó con la participación de representantes de diversas empresas y socios estratégicos como el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), entre otros.

Durante el mismo, se enfatizó que para impulsar un mayor crecimiento económico se debe promover más inversión y presencia en mercados internacionales, desarrollar innovaciones basadas en nuevas tecnologías, hacer sinergias y buscar oportunidades de negocios con empresas extranjeras, a fin de posicionar productos y servicios salvadoreños en otros mercados del mundo.

Para impulsar la innovación, las y los ponentes señalaron que se debe seguir trabajando encerrar la brecha tecnológica, lograr mayor acceso a las telecomunicaciones e internet para todos los sectores, sin que nadie se quede atrás.  Una de las conclusiones principales del foro fue la necesidad de establecer una política digital en el país, que esté acompañada por un cuerpo normativo sólido y que incluya incentivos para estimular el crecimiento del sector tecnológico y del emprendimiento industrial.

La brecha digital afecta de manera significativa a las personas jóvenes. Por ello, el acceso a la educación basada en las nuevas tecnologías permitirá el fortalecimiento de capacidades que mejorarán las oportunidades de las personas para incursionar en un mercado laboral tecnológicamente más exigente.

Rodrigo Barraza, Coordinador del Informe sobre Desarrollo Humano del PNUD El Salvador, enfatizó que el más reciente informe de país, presentado en 2018 y denominado ¡SOY JOVEN! ¿Y Ahora qué?, aborda cinco ejes fundamentales en los que se debe trabajar para preparar a la juventud en la era digital: educación, el empoderamiento, convivencia y cultura de paz, equidad y empleo.

Bajo este contexto, el esfuerzo para lograr un desarrollo humano alto debe centrarse en las poblaciones más vulnerables, y abordar de manera integral aspectos como la deserción escolar relacionada con el trabajo infantil, embarazo adolescente, déficit de cultura educacional, baja tasa de retorno escolar, migraciones, entre otras.

“Las personas jóvenes deben estar preparados para innovar en un futuro incierto de cambios en el mercado de trabajo, el clima y la democracia. Todos estos cambios deben aspirar a avanzar hacia el desarrollo sostenible” destacó. “La Agenda 2030, los ODS y el desarrollo sostenible requieren de una red de conocimiento amplia que vincule innovaciones locales y globales” agregó.

La innovación es un factor clave para lograr el desarrollo sostenible porque permite identificar soluciones más efectivas para los desafíos actuales que enfrentan las personas y sus países.

Para lograr la innovación en el desarrollo sostenible es importante adoptar una lógica de experimentación y aprendizaje en los problemas de la Agenda 2030, apuntó Barraza. En ese sentido, el trabajo colaborativo entre Gobierno, sector privado y sector social es fundamental para construir sociedades inclusivas, sin dejar a nadie atrás.

 

Icon of SDG 01 Icon of SDG 09 Icon of SDG 10 Icon of SDG 17

PNUD En el mundo

Estás en PNUD El Salvador 
Ir a PNUD Global