La Universidad Modular Abierta (UMA) y la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA), con el apoyo del Espacio de Mujeres Líderes de Instituciones de Educación Superior de las Américas (EMULIES), realizó el III Congreso de Mujeres Líderes en Centroamérica, el 11 y 12 de julio.  Este año, se enfocó en los avances y retos que enfrentan las mujeres en la educación superior en las sociedades centroamericanas y los desafíos para asegurar el tránsito hacia los mercados de trabajo.

Como parte del evento, se llevaron a cabo conferencias magistrales impartidas por especialistas regionales y paneles foros que abordaron la aplicación de políticas de equidad de género al interior de las instituciones de educación superior.

La Sra. Mónica Mérino, Representante Residente Adjunta del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), participó en el panel foro “Experiencia de Mujeres Líderes en el Entorno Económico y Social de Centroamérica”, junto a la Sra. Elena de Alfaro, empresaria y parte de la junta directiva de la Fundación Empresarial para la Acción Social (FUNDEMAS) y la Sra. Olinda Salguero, jefa del Gabinete de la Secretaría General del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA)

En el diálogo se enfatizó que, pese a los avances, persisten brechas educativas y laborales que afectan a las mujeres.  “Desde las Instituciones de Educación Superior (IES) se debe trabajar para generar un contexto propicio para la formación de las mujeres, libre de violencia y discriminación, que favorezca su tránsito a la vida laboral”, enfatizó la Representante Residente Adjunta del PNUD.

Asimismo, detalló que el PNUD acompaña al país en iniciativas a favor de la autonomía y empoderamiento de las mujeres, particularmente de aquellas que viven en mayor vulnerabilidad, tales como la atención de más de 38,000 mujeres rurales en siete departamentos con altos niveles de pobreza (entre 2011 y 2019); el apoyo al diseño de borrador de política de co responsabilidad en los cuidados; la promoción de sellos de igualdad de género en el sector privado y público; y la participación en la medición del trabajo doméstico no remunerado en el país, entre otras.

La Representante Residente Adjunta del PNUD también destacó que la debida integración de más mujeres jóvenes al mercado laboral requiere promover una mayor participación económica de las mismas mediante empleo, pasantías en empresas y promoción de la empresarialidad femenina.En la actualidad, solo un 46,3% de mujeres participa en el mercado laboral; mientras que en el caso de los hombres, la cifra casi se duplica (ISDEMU, 2019).

Además, se deben eliminar las disparidades salariales entre hombres y mujeres frente a un trabajo igual en el que se cumplen las competencias requeridas. En la actualidad, las mujeres perciben US$53 menos en relación a los hombres, con similares capacidades para el empleo y actividad (ISDEMU, 2019).

También es necesario promover la creación de políticas públicas de cuidados que corresponsabilicen a hombres y mujeres en las tareas del hogar, dado que existe una relación entre carga menor de cuidados y una mayor probabilidad de inserción en el mercado laboral.

La Sra. Merino también compartió la experiencia interna del PNUD en empoderamiento de las mujeres. “Uno de los grandes logros ha sido lograr la paridad de género a nivel global, por ejemplo, en los nombramientos de representantes residentes, 51% son mujeres. Asimismo, en El Salvador, la oficina de país cuenta con 2 mujeres al mando de la organización y 75% de mujeres en el espacio de gerencia ampliada”, destacó.

Otros avances importantes dentro de este tema son la implementación de una política interna de cero tolerancias contra la explotación, abuso y acoso sexual; nuevas políticas que promueven el balance entre la vida laboral y familiar; uso de herramientas institucionales como el sello de igualdad de género, que permite medir los logros de empresas en temas de igualdad de género, entre otros.

Icon of SDG 05

PNUD En el mundo

Estás en PNUD El Salvador 
Ir a PNUD Global