Autoridades del MARN, PNUD y JICA y Alcaldes de los Municipios del Norte de la Unión que conforman la Asociación ASINORLU, en relleno sanitario de Santa Rosa de Lima.

Las familias de Anamorós, La Unión, están recolectando residuos tales como papel, cartón, vidrio y plásticos, para intercambiarlos por “ECODÓLARES”, una “moneda” con la que luego pueden adquirir productos de la canasta básica en tiendas especiales. En lugar de ser desechados, los materiales serán reutilizados como materia prima y las familias obtendrán un beneficio socioeconómico, además de proteger el medio ambiente.

Esta experiencia es un ejemplo de economía circular, un modelo en el que los residuos se revalorizan y se reincorporan al ciclo de producción, disminuyendo la contaminación y contribuyendo a promover la economía sostenible.

La Estación Ecológica Municipal (ECOMUNI) también incluye una aplicación digital para denunciar actividades que dañen el medio ambiente, y es impulsada por la Asociación Intermunicipal del Norte de la Unión (ASINORLU), con el apoyo del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales y la Agencia Internacional de Cooperación del Japón (JICA).

Esta fue una de las iniciativas compartidas durante una gira por el oriente del país, en la que participaron el Ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Fernando López; la Representante Residente del PNUD, Georgiana Braga-Orillard; el Jefe Representante a.i. de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA), Kazutoshi Yamaguchi y sus respectivos equipos.

La visita de campo, que se realizó el 13 y 14 de agosto,  tuvo como objetivo compartir experiencias en manejo integral de desechos sólidos, manejo de plásticos, educación ambiental, protección y conservación de humedales y medios de vida sostenibles, para consolidar más propuestas conjuntas frente al cambio climático y para promover el desarrollo sostenible.

En el primer día de la gira, también acompañaron el presidente de ASINORLU, Margarito Pérez; el encargado de la Unidad Ambiental ASINORLU, Ovidio Cruz; el gerente de ASINORLU, Hugo Alexander; y autoridades y representantes de los nueve municipios que conforman la asociación: Santa Rosa de Lima, Anamorós, Lislique, Nueva Esparta, Polorós, Concepción de Oriente, El Sauce, San José La Fuente y Bolívar.

Ese día se compartieron experiencias de sostenibilidad ambiental sobre la correcta gestión de residuos sólidos y modelos que promueven reciclar, reusar y reutilizar, principalmente residuos plásticos.

“El manejo sostenible de desechos sólidos mejora la calidad de vida de las personas, genera oportunidades innovadoras a través del reciclaje, protege el medioambiente y contribuye al desarrollo sostenible”, enfatizó la Representante del PNUD. “Cuando se crea un nuevo producto es fundamental pensar en la vida útil del mismo, así como en su disposición final. Para el PNUD, la economía circular es el enfoque adecuado para abordar la problemática de contaminación por plásticos”, añadió.

Las y los funcionarios también visitaron el relleno sanitario de Santa Rosa de Lima, un referente nacional e internacional en el Manejo Integral de Desechos Sólidos (MIDS), construido con el apoyo de JICA, en el marco del es parte del “Proyecto de Manejo de Desechos Sólidos en la República de El Salvador (PROMADES)”.

Además, conocieron la experiencia de trabajo articulado de los nueve municipios que conforman ASINORLU y como la gobernanza efectiva ha contribuido a un mejor abordaje de los desafíos medioambientales.

“Para impulsar un modelo de manejo integral de desechos sólidos, que contribuya a lograr el desarrollo sostenible, debemos fortalecer las alianzas, la articulación eficaz y efectiva entre los diferentes sectores de la sociedad”, concluyó Georgiana Braga-Orillard.

Icon of SDG 12 Icon of SDG 13 Icon of SDG 14 Icon of SDG 15

PNUD En el mundo

Estás en PNUD El Salvador 
Ir a PNUD Global