Con el objetivo de fortalecer la efectiva respuesta interinstitucional a eventos críticos y urgentes de violencia que afectan a las escuelas públicas en El Salvador, el Ministerio de Educación lanzó un sistema de alerta que promoverá y facilitará el reporte de avisos de parte de la comunidad educativa.

El Sistema de Alerta de Violencia en Educación, SALVE, incluye tres vías de atención: línea telefónica, correo electrónico y una App para uso exclusivo de los directores y docentes, disponible en una primera etapa para el sistema Android.

El sistema fue desarrollado con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Agencia para el Desarrollo Internacional de los Estados Unidos (USAID), en el marco del proyecto Infosegura, especializado en la gestión de información basada en evidencia para fortalecer la formulación y el seguimiento de políticas públicas en materia de seguridad ciudadana en América Central y República Dominicana. 

SALVE permitirá la recepción de avisos; la verificación de los mismos; el procesamiento de los casos; y la determinación de la debida respuesta. Por ejemplo, podría brindarse atención psicosocial, asistencia médica o jurídica o derivar los casos a las instancias correspondientes, como la Fiscalía General de la República o la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDDH).

“Garantizar escuelas seguras requiere de la acción inmediata de todos los sectores y actores, así como de innovar en las formas en que prevenimos y enfrentamos este desafío”, expresó la Representante Residente del PNUD, Georgiana Braga. “SALVE es un sistema muy innovador: usa la tecnología para responder a un desafío de desarrollo y promueve compromiso y articulación de la comunidad educativa e instituciones”, agregó.

A través de este sistema, las autoridades esperan contar con herramientas que permitan establecer procedimientos más efectivos de actuación que faciliten una pronta y efectiva actuación ante casos críticos de violencia que ocurran en la comunidad educativa, tales como homicidios, suicidios, robo, venta de drogas, acoso sexual, lesiones y extorsiones, entre otros.

Según el Informe sobre Desarrollo Humano El Salvador 2018 ¡SOY JOVEN! ¿Y ahora qué?, publicado por el PNUD, 26.4% de personas jóvenes que participaron en una encuesta dijeron haber sido víctimas de un hecho de violencia en el último año. Los tres principales entornos donde fueron victimizados son la comunidad, el trabajo y la escuela.

El IDHES propone, entre otras acciones, continuar monitoreando las condiciones escolares y sus entornos; promover programas de atención integral y diferenciada de la violencia en los centros escolares; y capacitar a las y los docentes y directores en herramientas de prevención de violencia.

 

Icon of SDG 04 Icon of SDG 16

PNUD En el mundo

Estás en PNUD El Salvador 
Ir a PNUD Global