Día Internacional de la Mujer: “Por un planeta 50-50 en 2030, demos un paso por la Igualdad de género”

08-mar-2016

Fotografía de PNUD El Salvador

Con el lema “Por un planeta 50-50 en 2030, demos un paso por la Igualdad de género” el Sistema de las Naciones Unidas en El Salvador, en el Día Internacional de la Mujer, llama a profundizar en los avances por la igualdad, para lograr los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), aprobados el año pasado por la Asamblea General de las Naciones Unidas.

El ODS 5 plantea alcanzar la igualdad y el empoderamiento de las mujeres y las niñas, y la mayoría de los ODS tienen metas de género siendo, en conjunto, indispensables para la consecución de las aspiraciones y objetivos planteados.

A pesar de los esfuerzos de los Estados, aún persisten desigualdades de género. En relación con el liderazgo y la participación plena y efectiva de las mujeres en la toma de decisiones, sólo el 22 % de las parlamentarias y los parlamentarios en el mundo son mujeres. En El Salvador, en las últimas elecciones aumentó el porcentaje de diputadas de 27 % a 32 %, pero sólo el 23 % es ministra, y el 10.3 % es alcaldesa. Por ello, se requiere profundizar los esfuerzos para lograr la paridad democrática, tanto en estos niveles como en los de organización comunitaria, sindical y gremial.

Otro aspecto al que se debe prestar mayor atención es a garantizar su derecho a la vida e integridad física. A nivel global 1 de cada 3 mujeres sigue sufriendo violencia física o sexual. En El Salvador, el año pasado, la Policía Nacional Civil (PNC) registró 575 feminicidios y recibió 1,100 denuncias por violencia intrafamiliar. En enero de este año reportó 20 feminicidios, 23 violaciones y 156 delitos sexuales de los cuales 129 fueron contra niñas y adolescentes. Según estos datos la mayoría de estas agresiones las ejercieron personas cercanas. Esto deja en evidencia la necesidad de fortalecer el entorno de protección de las niñas y adolescentes para prevenir y sancionar este tipo de crímenes.

Asimismo, se requiere que los esfuerzos de prevención de la violencia contra las mujeres y atención de las víctimas se enmarquen en políticas públicas y presupuestos nacionales y locales. La implementación del Plan “El Salvador Seguro” y el funcionamiento del Consejo de Seguridad Ciudadana y Convivencia, ofrecen una importante oportunidad para lograrlo.

Además, la reciente creación de los Juzgados Especializados sobre Violencia contra las Mujeres constituye un paso adelante en esa dirección. Instamos a continuar fortaleciendo el sistema de justicia para garantizar el acceso a las mujeres, así como a avanzar en la ratificación del Protocolo Facultativo de la Convención de las Naciones Unidas para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (CEDAW, por sus siglas en inglés), como recomendó el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en el Examen Periódico Universal, y a reforzar la implementación del Convenio intersectorial para la ejecución del Protocolo de atención de la profilaxis post exposición al VIH para víctimas de violencia sexual.

Otro desafío es la eliminación del matrimonio infantil, permitido aún por la legislación nacional cuando una menor de 18 años es madre o está embarazada. Es necesario armonizar los marcos normativos con lo establecido en el artículo 16 de la CEDAW, que declara sin efecto jurídico el matrimonio de niños y niñas, así como la Recomendación General No. 4 del Comité sobre los Derechos del Niño, que lo considera una práctica dañina y recomienda firmemente a los Estados que examinen y reformen sus leyes y prácticas para aumentar a 18 años la edad mínima para el matrimonio, con o sin acuerdo de su madre y padre o personas a cargo de su tutela.

El embarazo infantil requiere también la atención urgente de la sociedad y el Estado. Según datos del Ministerio de Salud, en El Salvador cada 22 minutos se produce un parto de una niña o adolescente. Además, en el 2015 se registraron 11,709 embarazos de niñas y adolescentes entre 15 y 17 años y 1,445 de 10 a 14 años. Estos hechos hacen necesario un instrumento de política pública multisectorial que aborde integralmente la prevención del embarazo en niñas y adolescentes, incluyendo el enfoque de masculinidades, la educación sexual y reproductiva, y la deducción de responsabilidades en los casos de violación y estupro.

Finalmente, el Sistema de las Naciones Unidas reconoce el compromiso del Estado salvadoreño por avanzar en la igualdad de género y en el empoderamiento de las mujeres plasmado en el Pacto por la Igualdad, que este 8 de marzo firmarán los presidentes de los tres Órganos del Estado, a iniciativa del ISDEMU en el marco de su 20 aniversario.

El Sistema de las Naciones Unidas en El Salvador reitera su compromiso de seguir apoyando los esfuerzos para enfrentar todos estos desafíos y contar con un país y un Planeta 50-50 en 2030. Para lograrlo, nos sumamos al llamado del Secretario General de las Naciones Unidas en esta conmemoración “Dediquemos una financiación sólida, una valiente labor de promoción y una férrea voluntad política a alcanzar la igualdad de género en todo el mundo. No hay ninguna otra mayor inversión en nuestro futuro común”.