Cumbre Humanitaria Mundial: las crecientes crisis requieren respuestas de desarrollo

20-may-2016

Fotografía de PNUD

Estambul – El desarrollo es un elemento fundamental de la solución de las crisis humanitarias sin precedentes a las que el mundo se enfrenta en este momento, sostiene el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), en relación con la Cumbre Humanitaria Mundial que se celebrará la semana próxima en Estambul.

La Cumbre, que tendrá lugar los días 23 y 24 de mayo, es uno de varios acontecimientos claves que tendrán lugar este año y representa una oportunidad histórica para superar estos problemas mundiales modificando drásticamente la forma en que el mundo hace frente a las crisis.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) instan a la comunidad internacional a “que nadie se quede atrás”. Sin embargo, las crisis humanitarias, incluidos los conflictos, los desastres y los desplazamientos forzados, son más complejas y duran más que antes, dejando a las personas vulnerables en situaciones insostenibles sin que se vislumbre su fin.

La Administradora del PNUD, Helen Clark, dijo que invertir en el desarrollo era decisivo para evitar o reducir el efecto de los desastres, los conflictos y otras causas de las crisis humanitarias.

“Todos debemos defender enérgicamente los principios humanitarios y la labor crucial de las organizaciones humanitarias que prestan apoyo que salva vidas y protección a las comunidades vulnerables”, afirmó Helen Clark.

“Junto con ese apoyo vital, también debemos apoyar las intervenciones de desarrollo en situaciones de emergencia que puedan aumentar la resiliencia de las comunidades durante las crisis prolongadas, así como las intervenciones  de  mediano a largo plazo que reducirán la necesidad de ayuda humanitaria en el futuro.

En nuestra calidad de actores humanitarios, de desarrollo y de consolidación de la paz, debemos trabajar de manera complementaria en favor de los intereses de las personas, y no de forma aislada o compitiendo entre nosotros.”

La mitigación de las crisis humanitarias es esencial para alcanzar los ODS, una agenda audaz y ambiciosa para erradicar la pobreza y encarar los problemas más acuciantes del mundo de aquí al 2030.

El PNUD está aportando compromisos firmes a las deliberaciones de la Cumbre Humanitaria Mundial, a saber:

· Como miembro clave en  el marco del lanzamiento de la Alianza Mundial para la Preparación, se compromete a  ayudar a las comunidades de los países más vulnerables a estar preparados para hacer frente y reducir los impactos de las crisis;

· Lanzamiento de la Iniciativa de Conexión con Empresas, destinada a combinar los recursos del sector privado, de la acción humanitaria y del desarrollo para la labor crucial en materia de reducción del riesgo de desastres, preparación para emergencias, respuesta y recuperación;

· Invertir para ampliar la labor que mejora la prevención de crisis y la preparación en entornos frágiles; y

· Colaborar más estrechamente con los aliados de las Naciones Unidas y unir fuerzas en el monitoreo y análisis de los riesgos de crisis, y en la planificación conjunta y la financiación flexible para responder a esos riesgos.

Información de contacto

Nicolas Douillet, nicolas.douillet@undp.org +90 535 922 499