Palabras del Sr. Roberto Valent en ocasión de recibir la condecoración José Matías Delgado Orden Gran Cruz Placa de Plata

20-may-2015

El Salvador es para mí un rincón mágico que me ha hecho sentirlo como propio. Por eso es un honor recibir esta importante condecoración con la que usualmente también se reconoce a salvadoreñas y salvadoreños distinguidos. Esto es un vínculo más con este país al que aprecio tanto y al que le deseo el futuro brillante que merece.

Ya que este es uno de los últimos espacios que podré compartir con todas y todos ustedes como Coordinador Residente de las Naciones Unidas y como Representante Residente del PNUD, me gustaría agradecerles sobremanera por el apoyo recibido por todas y todos los presentes, este ha sido determinante para que nuestra organización pudiera hacer aportes relevantes al país.

Hemos tenido la dicha de compartir con ustedes la visión sobre las prioridades y el trabajo a realizar para enfrentar los retos de El Salvador y para lograr la inclusión de toda la población, en especial de los menos favorecidos. Eso también ha sido determinante para poder coordinar nuestras acciones.

Durante este tiempo he podido formar parte de varios espacios de diálogo y búsqueda de consensos con todos los sectores sociales, políticos y económicos del país, esa participación me ha llevado a la certeza de que son más los aspectos que tienen en común, que lo que les divide.

Esto ya lo he dicho en otros espacios, pero quiero reiterarlo, porque considero que es la base sobre la que están edificando su futuro. Si se logran consolidar los puentes que están construyendo, estoy seguro de que podrán enfrentar exitosamente los desafíos del país.

Incluso unos días antes de partir a otra misión, tengo confianza en reiterarles el compromiso y apoyo del Sistema de las Naciones Unidas para lograr los objetivos que como sociedad acuerden.

El Salvador me ha marcado a mí y a mi familia. Esta es una nación con personas excepcionales que entregan lo mejor de sí y que son muy cálidas y con gran integridad.

Siempre será un orgullo decir que estuve y trabajé con el pueblo y en la tierra del beato Monseñor Óscar Romero. Que su espíritu y sus enseñanzas nos sigan inspirando a trabajar para legar a esta y a las futuras generaciones un país más justo, solidario y en paz.

PNUD En el mundo

Estás en PNUD El Salvador 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe