La Representante Residente del PNUD, Sra. Georgiana Braga-Orillard, comenta el Informe Mundial sobre Desarrollo Humano 2019 con la Ministra de Economía, Sra. María Luisa Hayem.

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) presentó los resultados y recomendaciones del Informe sobre Desarrollo Humano Mundial 2019 (IDH) a funcionarias y funcionarios del Ministerio de Economía (MINEC).

 La actividad fue presidida por la Ministra de Economía María Luisa Hayem; la Representante Residente del PNUD, Georgiana Braga-Orillard; y el Representante Residente Auxiliar del PNUD, Rafael Pleitez.

Los informes sobre desarrollo humano del PNUD se han convertido en una referencia a nivel mundial por la alta calidad de sus investigaciones y propuestas. Estos abordan los desafíos del bienestar de manera multidimensional y representan importantes insumos para la toma de decisiones de políticas públicas de desarrollo, centradas en las personas.

El IDH 2019 pone de relieve la urgencia de superar las desigualdades para alcanzar el desarrollo humano sostenible. Pese a los importantes avances en salud, educación y condiciones de vida, las necesidades básicas de muchas personas alrededor del mundo continúan insatisfechas y, al mismo tiempo, el Informe señala que está surgiendo una nueva generación de desigualdades vinculadas a la educación, la transformación tecnológica y el cambio climático.

El Representante Residente Auxiliar del PNUD, quien llevó a cabo la presentación, enfatizó que las políticas públicas para superar las desigualdades deben basarse en un nuevo marco: deben ir “más allá del ingreso, más allá de los promedios y más allá del presente”.

Abordar las desigualdades más allá del ingreso y la riqueza implica abordar las diferencias existentes en otros aspectos del desarrollo humano y los procesos que conducen a dichas diferencias, por ejemplo, el acceso a la educación o salud.

Asimismo, las políticas públicas para erradicar las desigualdades deben ir más allá de las medidas sintéticas y tomar en cuenta sus múltiples dimensiones: económicas, sociales, medioambientales, entre otras.

Además, se debe tomar en cuenta que las desigualdades del desarrollo humano condicionarán las expectativas de las personas que consigan vivir hasta el siglo XXII, apuntó el Sr. Pleitez. En este sentido, las políticas públicas deben abordar las nuevas desigualdades que están surgiendo a partir de las brechas de acceso a tecnología, por ejemplo.

Al final de la presentación, se abrió un amplio diálogo sobre propuestas para contribuir a la reducción de las desigualdades en El Salvador.

Según una nota publicada por el MINEC en su sitio web, se espera que este documento sirva de insumo para el “Plan Despegue Económico” impulsado por el gobierno central, que busca mejorar las condiciones económicas del país y facilitar la inversión nacional y extranjera. 

Icon of SDG 01 Icon of SDG 08 Icon of SDG 10

PNUD En el mundo

Estás en PNUD El Salvador 
Ir a PNUD Global