"Cascos de vida" es una de las experiencias de innovación lideradas por el Laboratorio de Aceleración del PNUD Colombia. Fotografía: PNUD Colombia.

La crisis socioeconómica generada por la pandemia COVID-19 representa un nuevo desafío para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Los Laboratorios de Aceleración, que son la red más grande de aprendizaje global impulsada por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), fomentan la búsqueda de respuestas no tradicionales para superar esos desafíos y avanzar hacia la Agenda 2030.

“Son desafíos complejos, con múltiples actores y dimensiones de abordaje. Los enfoques tradicionales no son suficientes para dar respuestas. Organizaciones como el PNUD invitan a repensar y reimaginar la manera en que entendemos, abordamos y creamos soluciones acordes a este panorama”, expuso Sofía Paredes, Líder en Exploración del Laboratorio de Innovación del PNUD Colombia, durante su participación en la Innovation Week 2020, de la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI).

Paredes presentó la experiencia del PNUD Colombia con “Cascos de Vida”, un espacio de innovación abierta que activó la inteligencia colectiva de emprendedores, academia, industria e innovadores en la búsqueda de soluciones para lograr el distanciamiento físico y la protección individual frente al COVID-19, como una alternativa u opción complementaria al confinamiento. La estrategia se basó en proteger a las personas y a la vez reactivar las economías locales.

Señaló además que la industria es uno de los actores clave y más importantes para impulsar la innovación. “Sin la industria, esta iniciativa de Cascos de vida no hubiera podido surgir o sostenerse en el tiempo. Se requiere de la tecnología, innovación y resiliencia de la Industria”, dijo.

Asimismo, agregó que durante la crisis por COVID-19, los países se enfocaron en aplanar la curva con estrategias de confinamiento, pero estas implicaron fuertes consecuencias socioeconómicas para países con altas tasas de informalidad, desigualdad y pobreza. “En el Laboratorio de Aceleración de PNUD Colombia se pensó en otras opciones que fueran rápidas, de fácil producción y apropiación, y que podrían mitigar el impacto en salud”, agregó.

La iniciativa planteó dos concursos nacionales, en los que se convocó a colombianas y colombianos residentes en el país y en el exterior para el diseño de dispositivos que brindaran protección facial completa y evitaran el ingreso de las manos para tocarse el rostro. Se definieron cinco categorías de diseños de prototipos: para el personal médico especializado, para personas y pacientes Covid-19, para la ciudadanía, para personal doméstico y para niñas y niños en ambiente escolar.

En una primera fase, participaron 460 propuestas y se premió a 12 ganadores para cuya elección se tuvieron en cuenta criterios como seguridad y salud; la viabilidad del producto para ser desarrollado masivamente; la comodidad para usarlo sin riesgo, todo el día; y la viabilidad financiera (costo/beneficio). El modelo del proyecto es open source, lo que permite que toda la información esté disponible para quienes quieran producir a pequeña o gran escala.

El PNUD Colombia también ha realizado acciones para la donación de cascos de vida a población vulnerable de zonas rurales, poblaciones indígenas y otros. Además, realiza campañas para incentivar el uso y compra de los cascos. Uno de los retos es el diseño, producción y distribución en las zonas más apartadas de ese país.

En 2019, el PNUD lanzó la red de Laboratorios de Aceleración, iniciando con 60 equipos que cubrían 78 países. Actualmente se cuenta con 90 laboratorios que cubren 114 países.

El Salvador fue seleccionado para ser sede de un Laboratorio de Aceleración, el cual será lanzado en diciembre de 2020 y tendrá como reto principal generar soluciones innovadoras a desafíos como migración, escasez de agua, urbanización acelerada, transporte, entre otros.

 

Icon of SDG 09

PNUD En el mundo

Estás en PNUD El Salvador 
Ir a PNUD Global