De izquierda a derecha: Vicepresidente de la República de El Salvador, Félix Ulloa; Representante Residente del PNUD, Georgiana Braga Orillard; y Coordinadora Residente del Sistema de las Naciones Unidas en El Salvador, Birgit Gerstenberg.

El Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo en el Salvador (PNUD) realizó la entrega oficial del Informe global sobre Desarrollo Humano 2020 "La próxima frontera: el Desarrollo Humano y el Antropoceno" al gobierno de El Salvador, en el marco del lanzamiento mundial del producto de conocimiento, este 15 de diciembre.

La Representante Residente del PNUD en El Salvador, Georgiana Braga-Orillard, entregó el Informe al señor Vicepresidente de la República, Félix Ulloa, en presencia de la coordinadora residente del Sistema de las Naciones Unidas, Birgit Gerstenberg, y el Representante Residente Auxiliar y economista jefe del PNUD, Rafael Pleitez.

“El Informe analiza cómo la humanidad puede navegar en esta nueva era, examinando las relaciones entre las personas y el planeta y explorando hacia dónde debemos dirigirnos para transformar el progreso humano. Por primera vez en la historia, en lugar de que el planeta dé forma a los humanos, los humanos están configurando el planeta. Las presiones son tan grandes que los científicos argumentan que estamos en una nueva era geológica, el Antropoceno, la era de los humanos”, aseguró la representante del PNUD.

Hace 30 años, el primer Informe sobre Desarrollo Humano (IDH) mostró que el progreso es mucho más que ingresos.  El nuevo documento sostiene que son las profundas fracturas sociales las que ponen a las personas y al planeta en riesgo de colisión. Pero hay esperanza: si tenemos el poder de crear este riesgo, tenemos el poder de arreglarlo.

Asimismo, el Informe incorpora cambios en el Índice de Desarrollo Humano (IDH), que además de medir la salud, la educación, y el nivel de vida de los países, por primera vez mide las emisiones de dióxido de carbono y la huella material.

“Con el cambio en los indicadores (de medición del desarrollo humano), cambiaron los paradigmas. Este informe presenta nuevos indicadores que cambian el enfoque y cambian las perspectivas y nos muestran los desafíos para superarlos”, expresó el vicepresidente Ulloa.

Agregó que “llegamos a un punto de inflexión que con la pandemia se ha desnudado la realidad del planeta, de la interacción del ser humano con la naturaleza. Es la acción de los seres humanos en el planeta la que va a condicionar en futuro de la supervivencia porque todos sabemos que no hay otro planeta y la forma en que se han explotado sus recursos naturales, ha quedado al descubierto que hay demasiadas brechas desigualdades y que hay que repesar el modelo de desarrollo, el cultural, los mismos valores para que como especie podamos sobrevivir”.

De acuerdo con el IDH, la pandemia de la COVID-19 constituye la crisis más reciente que ha enfrentado el mundo, pero no será la última a menos que los humanos moderemos las presiones que ejercemos sobre el planeta. Afirma, además, que ha llegado la hora de que todos los países, ricos y pobres, rediseñen sus trayectorias de progreso asumiendo de manera plena, el estrés que estamos ejerciendo sobre la Tierra, y desmantelando los enormes desequilibrios de poder y de oportunidades que impiden el cambio.

“Con tecnología y soluciones innovadoras, El Salvador puede avanzar aceleradamente hacia el desarrollo humano e instaurar un equilibrio entre la naturaleza, la prevención del cambio climático y la economía”, enfatizó la Representante del PNUD.

 

Icon of SDG 0

PNUD En el mundo

Estás en PNUD El Salvador 
Ir a PNUD Global