De izquierda a derecha: Magistrada Presidenta Sala de lo Penal de la CSJ, Dra. Doris Luz Rivas Galindo; Presidente de la CSJ, Dr. José Oscar Armando Pineda Navas; Representante Residente del PNUD, Georgiana Braga-Orillard; Embajador de la Unión Europea, Andreu Bassols.

El Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Corte Suprema de Justicia de El Salvador (CSJ) firmaron un acuerdo de entendimiento, en el marco de la Iniciativa Spotlight, para fortalecer la gestión de la información y el acceso a la justicia desde un enfoque de protección de derechos y de garantía de una vida libre de violencia contra las mujeres.

La Iniciativa Spotlight es un asocio entre las Naciones Unidas (ONU) y la Unión Europea (UE), que busca poner fin a la violencia contra niñas, adolescentes y mujeres. En El Salvador, la Iniciativa es implementada de forma conjunta por ONUMUJERES, UNICEF, UNFPA y PNUD en alianza con organizaciones de la sociedad civil y bajo el liderazgo de los gobiernos nacional y locales.

El acuerdo fue firmado por el Presidente de la CSJ, José Oscar Armando Pineda Navas, y la Representante Residente del PNUD, Georgiana Braga-Orillard, en presencia del Embajador de la Unión Europea, Andreu Bassols, y la Magistrada  Presidenta de la Sala de lo Penal, Doris Luz Rivas Galindo. También asistieron el coordinador del proyecto Infosegura del PNUD, Daniel Carsana, y la coordinadora del componente PNUD de la Iniciativa Spotlight, Silvia Reyes.

El acuerdo oficializa el trabajo conjunto para fortalecer las capacidades institucionales en el desarrollo y aplicación de programas de prevención y respuesta a la violencia feminicida y al feminicidio.

En el marco de esta colaboración conjunta se han implementado ya algunas acciones para fortalecer el acceso a la justicia para las mujeres y niñas víctimas de violencia, tales como estudios y propuestas para la aplicación más efectiva de medidas de protección y cautelares; análisis y seguimiento de los servicios esenciales para las víctimas, identificando buenas prácticas y áreas de mejora; y apoyo a campañas de sensibilización para promover que las mujeres y sus redes de apoyo rompan el silencio, busquen ayuda o denuncien.

La campaña “Amor no es”, que se lanzará próximamente, constituye una apuesta educativa y de sensibilización importante para desmitificar las relaciones desiguales de poder basadas en el supuesto del amor. La campaña cuenta con una plataforma educativa que pone a disposición de las usuarias, herramientas para la denuncia y atención temprana.

La emergencia por COVID-19 representó un desafío para brindar atención y acceso a la justicia. En este contexto, también contribuimos con la revisión del protocolo de atención y formación inicial del personal la línea de emergencia de la CJS 198, para la atención y apoyo a mujeres víctimas de violencia.

También apoyamos la campaña de divulgación para dar a conocer esta línea. El 198 ha recibido casi 800 llamadas entre abril y noviembre, 54% referidas a problemas de violencia, denuncias y amenazas.

En materia de gestión de la información, a través de herramientas tecnológicas, trabajamos en la mejora de la gestión de los expedientes judiciales, así como en la gestión documental, notificación, alertas de cumplimiento de plazos y control de medidas cautelares y de protección a víctimas.

Se busca implementar sistemas de registro completos, confiables, accesibles y útiles que faciliten la obtención de información oportuna y pertinente para la identificación de riesgos y la adopción de medidas oportunas para proteger a las mujeres.

Otra de las propuestas de acción es el equipamiento de la sala de crisis y ludoteca de los juzgados de instrucción y sentencia especializados para una vida Libre de Violencia del Municipio de San Miguel, para apoyarles en la administración de justicia con enfoque de género, calidad y calidez en la atención.

Todas estas acciones contribuyen a prevenir la violencia contra las mujeres; proteger y dar respuesta a las mujeres víctimas; romper los ciclos de violencia; evitar la impunidad; garantizar la reparación y no repetición de los hechos.

 “Para el PNUD, será un privilegio seguirles acompañando, junto a las Naciones Unidas y la Unión Europea, en esta apuesta que permita brindar mejores servicios y respuestas más eficientes a niñas, adolescentes y mujeres y contribuir a detener, de una vez por todas, la violencia feminicida”, concluyó la Representante Residente del PNUD, Georgiana Braga-Orillard.

Icon of SDG 05 Icon of SDG 16

PNUD En el mundo

Estás en PNUD El Salvador 
Ir a PNUD Global