Representante de PNUD El Salvador Georgiana Braga-Orillard y Ministro de Medio Ambiente Fernando López junto a los guarda recursos del Bosque Nancuchiname frente a un árbol  tonacaste centenario
Representante de PNUD El Salvador Georgiana Braga-Orillard y Ministro de Medio Ambiente Fernando López junto a los guarda recursos del Bosque Nancuchiname

El Bosque de Nancuchiname es un Área Natural Protegida (ANP) de El Salvador, ubicada en el departamento de Usulután, de gran riqueza en biodiversidad. Alberga 400 especies de árboles y es hábitat para muchas especies como gavilanes, serpientes, zontos, venados y coyotes.

Además de su valor como ecosistema, Nancuchiname también está conectado con el bienestar de las comunidades. Es fuente oxígeno y agua, y proporciona medios de vida para las personas, que tradicionalmente se han dedicado a procesos productivos forestales y agrícolas.  

En el marco de una gestión sostenible, Nancuchiname es una de las siete ANP ubicadas en Humedales Protegidos de Importancia Internacional (HPII), que en 2019 inició con la implementación de un plan de negocios para el desarrollo local a través de la promoción de actividades productivas que reduzcan la presión sobre los recursos naturales, como el turismo recreativo, gastronómico y ecológico, y la transformación de las prácticas económicas ya existentes.

Los planes de negocios para las ANP del oriente del país se enmarcan en el proyecto "Conservación, Uso Sostenible de la Biodiversidad y Mantenimiento de Servicios del Ecosistema en Humedales Protegidos de Importancia Internacional”, implementado por el Ministerio del Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (The GEF, por sus siglas en inglés).

“El enfoque del PNUD es proteger la biodiversidad para generar medios de vida sostenibles en las comunidades, lo que conlleva a un desarrollo local más sustentable. El énfasis de la restauración y protección de los humedales en El Salvador se vincula al impacto que tienen dentro del cambio climático y prevenir los desastres, así como con el desarrollo local económico y social”, explicó la Representante Residente del PNUD, Georgiana Braga-Orillard.

El Ministro de Medio Ambiente, Fernando López, y la Representante Residente del PNUD, Georgiana Braga-Orillard, realizaron una visita al ANP de Nancuchanime para verificar los resultados y avances en la implementación del plan de negocios.

“Nancuchiname es uno de los bosques más importantes del Bajo Lempa, cuenta con cerca de mil hectáreas de bosque y con el proyecto buscamos seguir protegiendo y conservando la zona. Los trabajos verificados hoy, van a mejorar, proteger y desarrollar este lugar que sabemos tiene gran potencial” dijo.

Durante la visita, observaron cómo se ha avanzado en la tecnificación de labores agrícolas y la implementación de prácticas sostenibles con los con los pequeños productores y habitantes de la zona.  Además, verificaron cómo se están fortaleciendo las condiciones para promover el turismo sostenible, a través de obras de restauración y mejoramiento.

Las obras que se realizarán incluyen la remodelación de casetas de ingreso, habilitación de senderos interpretativos para apreciar el bosque seco asociado al manglar; nueva rotulación de la zona; obras de protección contra desbordamientos; rehabilitación de tanque de agua; construcción de servicios sanitarios y el levantamiento de brechas cortafuego, entre otras obras.

El Ministro de Medio Ambiente y la Representante Residente del PNUD también compartieron con las y los guardarecursos, reconociendo la importante labor que realizan en la protección de las ANP.

La protección, conservación y restauración de los humedales en El Salvador se vincula con su riqueza biológica e hídrica y con el desarrollo económico y social de las comunidades. El PNUD también apoya al MARN en la ampliación de la cobertura de las áreas naturales protegidas en los humedales, así como al manejo y control de amenazas como la contaminación y especies invasoras. En el 2020, se logró incorporar 25,529.15 hectáreas al sistema de áreas naturales protegidas.

 

Icon of SDG 0

PNUD En el mundo

Estás en PNUD El Salvador 
Ir a PNUD Global