Centro de votación. *Fotografía cortesía del Tribunal Supremo Electoral

La pandemia COVID-19 trajo consigo un escenario altamente desafiante en el ejercicio de los procesos electorales alrededor del mundo, tanto para las instituciones democráticas como para la participación ciudadana, en medio de restricciones de interacción social.

Como ha expresado el director regional del PNUD para América Latina y El Caribe, Luis Felipe López-Calva, en un análisis publicado recientemente, aunque en las últimas cuatro décadas los países de la región lograron importantes avances en la consolidación de la democracia, la llegada del virus planteó una dura prueba para los cuatro instrumentos fundamentales de la participación ciudadana democrática: la organización política libre y efectiva, la movilización social pacífica, la deliberación pública abierta y de alta calidad y las elecciones.

En este complejo contexto, El Salvador es uno de los países latinoamericanos que celebró un evento electoral para elegir representantes para la Asamblea Legislativa, el Parlamento Centroamericano y los concejos municipales, el pasado 28 de febrero.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) utilizó por primera vez tecnología en las juntas receptoras de votos y, de acuerdo con sus datos, las elecciones tuvieron una participación que ronda el 51 % del padrón electoral. Asimismo, las elecciones se realizaron con las respectivas medidas de bioseguridad, incluyendo el uso de mascarillas, distanciamiento social, controles de temperatura y desinfección.

En este ejercicio histórico, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) brindó asistencia técnica al TSE en el marco del proyecto “Servicios electorales eficaces y transparentes”, enfocado principalmente en el fortalecimiento de la capacidad institucional del TSE.

Específicamente para este proceso, apoyamos la formación de los Organismos Electorales Temporales y de la ciudadanía en general, a través de materiales impresos y herramientas virtuales de capacitación, como el simulador del Sistema de Registro y Transmisión de Resultados Electorales Preliminares. El simulador permitió que las personas que integrarían las JRV contaran con una herramienta adicional para conocer el nuevo sistema de registro de votos y para practicar la elaboración de las actas de escrutinio preliminar.

Para el desarrollo de la jornada electoral, con enfoque en prevenir contagios por COVID-19, también contribuimos con la señalización de pisos y exteriores de los centros de votación.

Asimismo, junto a la Oficina de la Coordinadora Residente del Sistema de las Naciones Unidas, promovimos espacios de diálogo entre el TSE y la comunidad internacional, con el objetivo de mantener informado al cuerpo diplomático y a las entidades de cooperación sobre los hitos y los procesos electorales.

En el marco del proyecto, también abrimos espacios de fortalecimiento de los derechos políticos de la ciudadanía, con especial énfasis en la participación e inclusión de las mujeres y otros grupos vulnerables, como las personas con discapacidad y la comunidad LGBTI. En línea con lo anterior, se apoyaron diversas campañas contra la violencia política hacia las mujeres.

“Las instituciones sólidas son esenciales para el desarrollo sostenible. El PNUD sigue comprometido a apoyar a los procesos electorales y el fortalecimiento de instituciones para la promoción de la inclusión, transparencia y rendición de cuentas”. señaló la Representante Residente del PNUD, Georgiana Braga-Orillard.

El proyecto está basado en el resultado de una Misión de Evaluación de Necesidades realizada por la División de Asistencia Electoral de Naciones Unidas a solicitud del TSE, en septiembre de 2019, la cual recomendó específicamente la implementación de un proyecto enfocado en fortalecer las capacidades institucionales del Tribunal.

Otros de sus ejes de acción incluyen promover el diálogo, la participación y propuestas consensuadas de reformas normativas para la mejora de la administración electoral; apoyar mejoras institucionales, específicamente de los procedimientos administrativos y electorales y proporcionar asistencia técnica al TSE sobre cuestiones electorales, incluyendo la generación de productos de conocimiento, la cooperación Sur-Sur y mejores prácticas.

Desde los Acuerdos de Paz, el Sistema de Naciones Unidas y el PNUD en El Salvador han apoyado el fortalecimiento del TSE en los procesos electorales a través de diversos proyectos, incluido el voto residencial, el voto en el exterior y más recientemente, en el ciclo electoral 2018-2019, la capacitación cívico-electoral y la facilitación de espacios de diálogo entre el TSE y diversos sectores.

 

 

PNUD En el mundo

Estás en PNUD El Salvador 
Ir a PNUD Global