Clases de Break Dance en la casa comunal de la Colonia IVU donde se desarrollan diferentes actividades para jóvenes. Foto de Óscar Leiva / PNUD El Salvador.

 

 

La familia, la escuela y la comunidad son clave para la protección y prevención de la violencia entre población joven en Centroamérica, de acuerdo con un estudio denominado “Resiliencia Humana para prevenir la violencia que afecta a las niñas, niños y jóvenes centroamericanos” presentado por el Proyecto Regional Infosegura del PNUD, en el marco del III Congreso Americano de Mediación.

El objetivo del análisis, para el cual se realizaron más de nueve mil encuestas en Guatemala, Honduras y El Salvador, fue conocer los factores de riesgo en la familia, escuela y la comunidad, que más limitan las capacidades y el desarrollo de las personas jóvenes del norte de Centroamérica.

De acuerdo con los datos de Infosegura, en América Latina, hay 154 millones de jóvenes. Además, es una de las regiones más desiguales y violentas del mundo: con solo el 8 % de la población mundial, concentra el 30 % de los homicidios.

“Si bien desde 2015 los homicidios en la zona norte de Centroamérica han mantenido una tendencia a la baja, la tasa en 2020 todavía era un 13 % por encima de la de Latinoamérica. Entre 2013 y 2020, un 52 % de las víctimas de homicidio fueron personas menores de 30 años", indicó la coordinadora del Proyecto Regional Infosegura, Marcela Smutt, quien expuso los datos de contexto del estudio.

Otros antecedentes expuestos se refieren al impacto de la Pandemia sobre factores de riesgo relacionados con la violencia y que pueden impactar los indicadores de inseguridad, tales como pobreza, educación, movilidad humana y empleos, entre otros.

El informe destacó que los factores de protección impactan en los contextos en que se desenvuelven los jóvenes, disminuyendo la violencia y aumentando la resiliencia. Los datos indican que el fortalecimiento de vínculos familiares y afectuosos reduce en un 28% la probabilidad de que una persona joven incurra en conductas inciviles; la asistencia a un centro escolar que promueva la resolución pacífica de los conflictos reduce en un 16% las probabilidades de que una persona joven desarrolle conductas violentas; mientras que la participación en actividades sociales y académicas, por ejemplo, fomentan en las y los jóvenes elevados niveles de resiliencia.

“En este análisis hablamos de la interacción entre los factores de riesgo y los de protección. Las vulnerabilidades que enfrenta la población joven son estructurales y son parte de las desatenciones al sector. En el estudio encontramos un conjunto de factores de protección que contribuyen a que los jóvenes sean protagonistas dentro de los distintos ámbitos de sus vidas (familia, escuela, sociedad) y que inyectan resiliencia. Mitigar es clave”, indicó Juan Pablo Gordillo, coordinador adjunto del proyecto Regional.

Agregó que, según el estudio, los factores de protección, bien incentivados, disminuyen en un 32 % la probabilidad de que las personas ingresen a las conductas inciviles (drogas, alcohol, armas, entre otros), a la vez que generan un impacto positivo en la confianza de las personas respecto a su futuro y a su capacidad de transformar el contexto.

El congreso Americano de Mediación (CAM) es un espacio de encuentro, reflexión y valorización de enfoques, herramientas, actitudes y conocimientos, para contribuir al fortalecimiento de las infraestructuras para una paz positiva en la región de América Latina y el Caribe. Es organizado por la Fundación "MEDIAR" y auspiciado por el Mecanismo Independiente de Consulta e Investigación, el Programa Regional de Partidos Políticos y Democracia en América Latina, Konrad Adenauer Stiftung, el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y ONU Mujeres, entre otros patrocinadores académicos.

Puede encontrar el estudio completo en este link, además puede verse la presentación que se realizó del mismo en un episodio de Datacción, el webinar semanal de Infosegura. También se ha puesto a disposición pública la base de datos de la encuesta para quien deseen profundizar en el análisis de los datos.

El proyecto Regional Infosegura se especializa en la gestión de información basada en evidencia para fortalecer la formulación y el seguimiento de políticas públicas en materia de seguridad ciudadana en América Central y República Dominicana. Infosegura es implementado por PNUD/RBLAC y financiado por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID). Más información del proyecto y de sus productos y avtividades en www.infosgeura.org.

Icon of SDG 04 Icon of SDG 05 Icon of SDG 10 Icon of SDG 16

PNUD En el mundo

Estás en PNUD El Salvador 
Ir a PNUD Global