salon de exposición, ponente Kelly Pineda y asistentes escuchando

La falta de capacidades digitales son parte de las nuevas brechas de desigualdad que imponen un nuevo desafío para la consecución del desarrollo humano. Para cerrar la brecha digital, hay que tomar en cuenta tres dimensiones, según el Representante Auxiliar del PNDU El Salvador, Rafael Pleitez. La primera, tiene que ver con el acceso a una conexión adecuada a Internet y dispositivos tecnológicos; la segunda, es la capacidad para usar la tecnología y, en tercer lugar, un entorno que facilite el uso de la misma.

Estos mensajes se compartieron durante el Primer Encuentro de Emprendedoras y Empresarias del Proyecto Digi Chiquihuites, implementado por el PNUD, en donde se compartió información clave para comprender cómo las tecnologías digitales se convierten en medios relevantes para el empoderamiento personal y empresarial.

En el encuentro participaron un aproximado de 130 mujeres y sus familias, que lideran negocios dentro de la red de parques recreativos administrados por ISTU y COSATUR. En el mismo se realizaron ponencias  y un conversatorio sobre las experiencias de empresarias salvadoreñas que han adoptado tecnologías digitales en el marco de su modelo de negocio.

En este espacio de diálogo, las empresarias invitadas compartieron recomendaciones  al grupo de mujeres asistentes al evento,  entre los que se destacan, la importancia de superar los miedos, atreverse a hacer las cosas de manera diferente; así como a establecer redes de apoyo y mentoría con sus colegas dentro de los parques.  

Las panelistas fueron Pamela Casco, co-fundadora de Women 4 Business e Ileana Benitez, co-fundadora de la empresa Vertex Studio, mujeres empresarias que han aprovechado las tecnologías digitales, integrándolas como parte de la idea base de su proyecto empresarial y como medios para agregar valor a sus empresas.

Este proyecto está siendo apoyado por el Laboratorio de Aceleración del PNUD, y el primer componente es ejecutado en alianza con el Ministerio de Turismo y el Instituto Salvadoreño de Turismo (ISTU).  

“Lo que buscamos como Laboratorio de Aceleración es aprender ágilmente las soluciones digitales e innovadoras para trasladarlas a nuestros socios estratégicos y que, a su vez, lleguen a los beneficiarios del proyecto”, expuso Claudia Olmedo, Jefa de Exploración del Laboratorio de Aceleración del PNUD El Salvador.

Las participantes que se dieron cita al evento representaron a los parques Cerro Verde, Balboa, Amapulapa, Apulo, Altos de la Cueva, Atecozol, Agua Fría y Mercado del Mar. Expresaron su interés y compromiso de compartir sus conocimientos y habilidades con las demás participantes, durante una dinámica de integración que dirigió la Coordinadora del proyecto, Kelly Pineda.

La pandemia del COVID-19 ha propiciado la aceleración de la digitalización. Desde el PNUD se promueve  la creación de las capacidades en las personas, para que la tecnología genere oportunidades y  mejore sus medios de vida. Con este proyecto se quiere romper con una de las desigualdades más importantes en este siglo XXI y es la brecha digital.

“La digitalización y la aceleración que tiene dentro de nuestra sociedad, nos impulsa a cerrar las brechas existentes con las personas más vulnerables y golpeadas por el COVID-19, sobre todo los emprendedores, las micro y pequeñas empresas en el área de turismo”, concluyó Rafael Pleitez.

 

 

 

Icon of SDG 05

PNUD En el mundo

Estás en PNUD El Salvador 
Ir a PNUD Global